ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 1 de octubre de 2007
Reportaje:El futuro del sector aeroporturario

Se busca terreno para otro aeropuerto

La Generalitat quiere 2,5 kilómetros cerca de Barcelona para vuelos privados

Se busca terreno de 2,5 kilómetros de superficie para construir un aeropuerto de aviación privada. La Generalitat, que impulsa el proyecto, quiere este aeródromo en un radio máximo de 80 kilómetros desde Barcelona y, en lugar de decidir el lugar y ponerse a discutir con ayuntamientos y vecinos, ha preferido elegir la ubicación a la inversa: A partir de 2008 empezará a estudiar ofertas de distintos municipios dispuestos a acoger este nuevo aeropuerto de aviación corporativa (es decir, jets privados) a partir de 2012.

En pleno boom de la aviación privada, este proyecto se sumará a la nueva terminal corporativa que se está construyendo en El Prat en el marco de su gran proceso de ampliación. El año pasado, el aeropuerto de El Prat registró un total de 2.500 movimientos de vuelos de avionetas y reactores privados, tanto de particulares como de empresas, lo cual supone un aumento del 18% sobre el año anterior.

El Prat también construye una terminal para 'jets' privados por el auge del sector

La nueva terminal privada de El Prat responde al impulso que vive la aviación privada en España, que ha dado lugar a recientes iniciativas empresariales en Cataluña, como la nueva compañía de jets privados Corporatejet XXI y Numbair, un proyecto del propietario de la administración de lotería leridana La Bruixa d'Or. De momento, ya operan en El Prat cinco compañías de vuelos privados: CN Air, Gestair, Universal Jet, Eurocontinental y Executive Airlines.

Pese a que El Prat está invirtiendo en una nueva terminal, la Generalitat considera que, a medio plazo, los aeropuertos convencionales no podrán atender toda la demanda de vuelos de particulares y empresas privadas.

El director general de Puertos, Aeropuertos y Costas, Oriol Balaguer, lo justificaba así este verano: "La aviación corporativa y empresarial puede transportar 8, 10 o 15 pasajeros, mientras que un avión comercial convencional puede transportar 200 personas, por lo que habrá un fuerte aumento en la evolución de la demanda del número de slots

[derechos de vuelo de aterrizaje y despegue]".

De esta manera, "este nuevo aeropuerto obligará a pedir que una parte significativa de la aviación corporativa deje El Prat y se sitúe en otros aeropuertos", agregó. La nueva infraestructura se incluye en el plan de aeropuertos que prepara el Departamento de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana