Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La 'pyme' que tira los precios

Rebelio desembarca en cinco países y vende 50 millones en electrónica al año de nacer

Rebelio es una pyme española especializada en venta de electrodomésticos por Internet que, en apenas un año, ha logrado facturar unos cuatro millones de euros al mes, y abrir delegaciones en Francia, Portugal, Alemania, Italia, Bélgica y Holanda. El secreto, explica la empresa, es tener los precios más bajos del mercado, y eso se logra con un control extremo y detallado del stock (inventario), y una tecnología propia muy compleja.

Rebelio fue fundada en diciembre de 2005 por Luis Krug, un emprendedor que antes dirigió las operaciones de Redcoon (también especializada en venta de electrónica online) en España y Portugal. La idea era vender productos electrónicos (informática, telefonía, electrodomésticos, consolas de videojuegos...), un segmento que supone el 12,2% de las ventas de la red en España, según el Estudio sobre Comercio Electrónico B2C de 2006, de Red.es y la Asociación Española de Comercio Electrónico y Marketing Relacional.

El secreto, explica su fundador, es tener los precios más bajos, y eso se logra con un control extremo del inventario y con tecnología propia

Rebelio asegura que uno de sus secretos es que vende entre un 10% y un 15% más barato que en MediaMarkt, y hasta un 30% o un 40% más que El Corte Inglés. La razón, explica Krug, es el "eficaz análisis del stock y una elevada rotación de productos (dos veces al mes). "Además, no mantenemos tiendas caras, ni productos de exposición, ni tenemos cajeros o moquetas", añade. "Ni siquiera vemos al cliente, ni tampoco vemos el producto, que está en el almacén". La compañía ha diseñado un software que le permite revisar tres o cuatro veces al día los precios de los productos y, si se modifican (sobre todo, tras un cambio en la competencia), enviarlos de forma inmediata a la web. Rebelio cambia el precio de unos 100 productos al día, de los 2.800 que tiene en la página.

Krug añade que parte del éxito reside también en el servicio de atención al cliente, que incluye un chat con el operador, la financiación de la compra o el compromiso de respuesta en menos de 24 horas a los correos electrónicos.

Rebelio prevé facturar 50 millones en su primer año fiscal y 110 millones en el segundo. Ha servido ya más de 200.000 pedidos a 55.000 clientes. Como la compañía ya tiene experiencia, y su tecnología es fácilmente replicable, ya ha desembarcado en cinco países, y prevé hacerlo también en el Reino Unido y Turquía en 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de diciembre de 2006