ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 7 de noviembre de 2006

El Sinn Fein y los unionistas aceptan el acuerdo que permitirá restablecer la autonomía del Ulster

Los republicanos anuncian su apoyo al pacto, mientras que Paisley tiene previsto hacerlo manaña

Irlanda del Norte dio ayer medio paso hacia el restablecimiento de la autonomía y mañana dará el otro medio. Ayer, la ejecutiva del Sinn Fein aprobó las nuevas propuestas de paz de los gobiernos de Londres y Dublín, los llamados "acuerdos de Saint Andrew". La decisión significa que por primera vez, y aunque de momento sólo sea de manera indirecta, los republicanos reconocen como suya a la policía de Irlanda del Norte.

Mañana miércoles, el Partido Unionista Democrático (DUP) del reverendo Ian Paisley anunciará también la aprobación de los acuerdos en lo que constituye su primer apoyo explícito al proceso de paz de Irlanda del Norte. Se estima que entre el 85% y el 90% de los militantes unionistas que han participado en la consulta puesta en marcha por el partido se han pronunciado a favor.

La ejecutiva del Sinn Fein dio ayer su apoyo a los acuerdos en una reunión celebrada en Dublín y tras dos semanas de debates internos entre las bases republicanas. Los acuerdos implican de hecho la aceptación como propio del Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI), aunque el Sinn Fein deberá celebrar un congreso para aprobar formalmente ese cambio político en sus estatutos y espera a cambio que el Gobierno británico transfiera al Ejecutivo autónomo del Ulster las competencias sobre Justicia e Interior.

El desarme del IRA, la renuncia explícita de ese grupo terrorista a la lucha armada y a la violencia callejera y el reconocimiento de la policía por parte de los republicanos han sido las exigencias esgrimidas tradicionalmente por los unionistas de Paisley para oponerse al proceso de paz y negarse a encabezar un Gobierno autónomo en el que el Sinn Fein sería el segundo de abordo. Cumplidas esas exigencias, el camino queda expedito para que todas las fuerzas que dominan la sofisticada escena política norirlandesa den su apoyo antes del día 10 a los acuerdos.

Luego, el día 24, serán nominados el candidato del DUP a ministro principal de Irlanda del Norte y el candidato del Sinn Fein a ocupar el cargo de adjunto. Más adelante deberá celebrarse algún tipo de ratificación popular de los nuevos acuerdos de paz. La posibilidad que toma más cuerpo es que se celebren unas elecciones anticipadas, quizás el 8 de marzo próximo, aunque aún no está descartada formalmente la posibilidad de que se convoque un referéndum que en esta ocasión sólo afectaría a la población de Irlanda del Norte, pero no a los ciudadanos de la República como ocurrió para la aprobación de los Acuerdos de Viernes Santo de 1998.

Si todo va como está previsto, el 26 de marzo se formará el nuevo Ejecutivo autónomo y quedará de nuevo restablecida la autonomía de Irlanda del Norte, suspendida totalmente o de manera parcial desde octubre de 2002. Ese día habrá acabado el largo proceso de paz del Ulster, aunque aún será necesario esperar mucho tiempo para que la reconciliación sustituya a la actual desconfianza mutua. El Gobierno británico está dispuesto a aumentar en 75.000 millones de euros sus inversiones en la provincia en los próximos 10 años para facilitar esa reconciliación.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana