Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Triples sin Esperanza

La presidenta incumple su promesa de animar al Rivas Futura, el equipo que lidera la liga femenina de baloncesto

Al Basket Rivas Futura, el equipo femenino de baloncesto profesional de Rivas Vaciamadrid -y junto al Estudiantes la única formación madrileña que juega en la Liga Femenina de Baloncesto (LFB)-, no le ha hecho falta el apoyo de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para arrasar en los dos partidos que lleva jugados.

Encabeza la clasificación y esta tarde se enfrenta en casa a Perfumerías Avenida, el campeón de Liga del año pasado. Hasta ahora la presidenta no ha ido a ningún partido, pese a que prometió al alcalde del municipio, José Masa (IU), cuando en mayo pasado el Rivas Futura ascendió a Primera División, que iría al primero de la temporada.

Un portavoz del Gobierno regional recordó que el día del encuentro, el 12 de octubre, Aguirre acudió a la recepción de los Reyes por el día de la Fiesta Nacional.

"En la Liga, los equipos de Madrid somos los únicos sin ayudas", dice el director técnico

El club encabeza la clasificación y esta tarde se enfrenta al campeón del año pasado

Pero lo que al equipo le ha afectado más es el incumplimiento del otro compromiso que contrajo Aguirre con el regidor: que Telemadrid, o la segunda cadena regional, La Otra, retransmitirían al menos el primer partido de la Liga en la que jugara el Rivas. Ni una cosa ni otra. Un portavoz de Telemadrid afirmó el miércoles: "Dentro del esquema deportivo, estamos estudiando la posibilidad de ofrecer en La Otra algún encuentro, en función de cuáles sean las ligas y los partidos".

"Yo estaba delante cuando lo prometió", cuenta Marta Blanes, de 29 años, una de las dos únicas madrileñas del equipo. "Por desgracia, si no hay prensa y publicidad, la gente no se anima a seguir a un equipo", lamenta Blanes, que por eso se ve a años luz de las competiciones masculinas, mejor tratadas por los medios. "Y eso que nuestro juego es más bonito", observa. Luego aclara que es más técnico. "Hay que entender de baloncesto para que te guste el juego de las chicas".

"Pese a ser líderes no tienen repercusión ninguna", apunta José Juanas, el director técnico del club, que agrega que contactaron con Telemadrid para intentar que retransmitieran los partidos. "No recibimos más que buenas palabras", cuenta. "Necesitamos apoyo y cobertura, al menos de los medios públicos, que tienen la obligación de promover el deporte y a la mujer deportista".

El dedo en la llaga lo pone el hecho de que el martes la Comunidad de Madrid firmó un acuerdo con la Federación Española de Baloncesto (FEB) para celebrar en la capital la fase final de la competición Eurobasket 2007, el campeonato europeo de selecciones masculinas. A cambio, el Gobierno regional invertirá 1,7 millones de euros. Además, la presidenta asistió el jueves al sorteo de los equipos en el Palacio Municipal de Congresos.

Las jugadoras se siente menospreciadas ante el buen trato que se dispensa a sus colegas masculinos. Y a ello se añade que, según el director técnico del club, el Rivas Futura no tiene subvenciones, aunque el Ayuntamiento de Rivas les facilita las instalaciones y el equipo.

"En la Liga, los dos equipos de Madrid somos los únicos que no recibimos ayudas públicas", asegura. En la Federación Española de Baloncesto no pudieron precisar cuántos clubes reciben fondos públicos. Juanas agrega que han solicitado varias veces ayudas de la Comunidad y hasta ahora han sido denegadas. Fuentes del Gobierno regional explicaron que probablemente porque no han cumplido los requisitos.

Esto no impide que el club cuide muy bien a sus jugadoras, de entre 18 y 34 años, gracias a que tienen ocho patrocinadores. Ofrecen sueldos altos en relación con otros clubes femeninos -cobran una media de 24.000 euros anuales, aunque una de ellas alcanza los 85.000 euros (un sueldo que supera cualquier jugador de la categoría masculina)- y las que son de fuera de la región disfrutan, por ejemplo, de una red de pisos y chalés que les costea el club.

Son algunas de las razones por las que el Rivas Futura se ha ganado fama en el baloncesto. "Es un club en progresión", explica Elsa Donaire, de 27 años, que hasta hace dos meses y medio jugaba en el Barcelona. "Lo bueno de este equipo es que hay un buen patrocinador detrás, algo que en baloncesto femenino es complicado. También Rivas es una ciudad en auge y eso es importante", agrega.

Su compañera Mónica Garrido, de 24 años, que se incorporó en enero, tras seis años en Estados Unidos, ve otras ventajas: "Tiene un buen programa. Hay otros clubes como el Estudiantes o el Canoe, con mucha historia y un club grande, pero lo que ofrecen no es tan bueno". Y apunta: "Es un proyecto de ciudad".

"Que el equipo esté en este punto es un trabajo de formación de muchos años", matiza Blanes. El Rivas Futura tiene 30 equipos federados, de los que 12 son de chicas. "Muchas veces en baloncesto femenino se hace un equipo para un año. Aquí hay un buen equipo detrás. Es un proyecto de futuro", afirma la pívot bosnia Rale Sarenac, de 32 años.

Ciudad de deportistas

"Tener un equipo en primera división está fenomenal, pero la clave es el vecino", afirma José Juanas, que no sólo es el director técnico del Basket Rivas Futura, el equipo femenino de baloncesto de la localidad, sino que también dirige el deporte de Rivas Vaciamadrid desde el Ayuntamiento. "De los presupuestos municipales, el equipo no se lleva nada", puntualiza.

Rivas-Vaciamadrid, una población de 39.000 habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuenta con dos piscinas cubiertas en otros tantos polideportivos y está a punto de tener una tercera en la futura ciudad deportiva en marcha.

Además, tiene a 10.000 de sus ciudadanos (un cuarto de su población) inscritos en 25 modalidades en las escuelas deportivas, y 8.000 abonados en diversas actividades deportivas. "La pirámide poblacional joven de Rivas demanda servicios deportivos y de calidad", aclara Juanas. "Es nuestra principal inquietud". El Consistorio destinó este año un presupuesto de 18 millones de euros, aunque de ellos 13 corresponden a inversiones de infraestructuras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de octubre de 2006

Más información