Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blanca Varela gana el Premio Internacional de Poesía García Lorca

La escritora peruana es la primera mujer que obtiene el galardón

La poeta peruana Blanca Varela (Lima, 1926) fue galardonada ayer con el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada-Federico García Lorca, el de mayor dotación económica para poetas de habla española (50.000 euros libres de impuestos). Un total de 35 candidatos de 15 nacionalidades optaban al premio. Blanca Varela es la primera mujer que obtiene el galardón.

Varela se convierte de este modo en la tercera ganadora del certamen, que ya ha reconocido la trayectoria poética del asturiano Ángel González y del mexicano José Emilio Pacheco.

A las 10 de la mañana, en el granadino Carmen de los Mártires, el lugar en el que San Juan de la Cruz escribió la mayor parte de su obra y en el que José Zorrilla habitó durante su estancia en Granada para ser coronado Poeta Nacional, se reunía el jurado, compuesto por Álvaro Salvador, en representación de la Universidad de Granada; Julio Neira, de la Fundación Generación del 27; Laura García Lorca, de la Fundación Federico García Lorca; Luis Muñoz, en representación de la Residencia de Estudiantes; Ángel González, elegido por el Patronato Huerta de San Vicente; Enrique Martín, de la Academia de las Buenas Letras de Granada; y el concejal de Cultura de Granada, Juan García Montero, que actuó como secretario.

Tras poco más de hora y media de deliberación, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, hacía público el nombre de la ganadora, que desde Lima se mostró "feliz y contenta", a la vez que resaltaba "la enorme responsabilidad que supone recibir un premio con el nombre de Federico García Lorca".

En opinión de Juan García Montero, "la elección de Blanca Varela es una alegría en todos los sentidos. En primer lugar porque se premia a una de las voces más importantes de América, que desafortunadamente no ha tenido en España la difusión que merece. En segundo lugar porque el premio gana en pluralidad y contribuye a seguir tendiendo puentes desde Granada al otro lado del Atlántico".

Hermetismo

Ángel González, presidente del jurado, calificó de "doloroso" el hecho de tener que elegir entre uno de los poetas nominados, ya que "entre los candidatos se encontraban nombres muy importantes para la poesía". Sobre la elección final, que se produjo por mayoría, destacó el hermetismo de la poesía de Varela que siempre ha estado acompañado de "una gran riqueza expresiva", por lo que "el premio tiene el valor de descubrir una voz muy personal y muy importante en Hispanoamérica".

Por su parte, Álvaro Salvador, catedrático de literatura hispanoamericana, se mostró "satisfecho" con la decisión, ya que, en su opinión, Varela es "la poeta más importante que decidió seguir el camino abierto por Octavio Paz". De hecho, la poeta peruana, tras su llegada a París en 1947, fue introducida por el propio Paz en los círculos artísticos y literarios del momento, donde tuvo la oportunidad de conocer a escritores y artistas de la talla de Sartre, Simone de Beauvoir, Michaux, Giacometti o Léger, entre otros. Tras esta larga temporada en París, Varela vivió en Florencia para instalarse después en Washington, donde se dedicó especialmente a la traducción mientras realizaba diferentes labores periodísticas.

Entre sus obras, destacan títulos como Luz de día, Canto villano, Del orden de las cosas, Ejercicios materiales o El libro de barro. De entre los títulos publicados en España destaca una antología poética realizada por José Méndez para la editorial Visor, titulada Como Dios en la nada.

La entrega del galardón a Blanca Varela se celebrará en la primera quincena de diciembre, con la presencia de representantes del Gobierno de Perú. Ya en la pasada edición, fue la propia ministra de Cultura de México quien entregó el premio a José Emilio Pacheco. Este año, el auditorio Manuel de Falla volverá a lucir sus mejores galas para recibir a la amplia delegación peruana.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de octubre de 2006