ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 10 de enero de 2006

China revisa al alza el crecimiento de su economía durante los últimos 25 años

La expansión del sector servicios elevó al 10,1% el aumento de la actividad en 2004

China ha crecido año tras año a un ritmo muy superior al publicado oficialmente. Pekín revisó días atrás el volumen de su producto interior bruto y ahora ha hecho lo propio con las cifras de crecimiento de los últimos 25 años. En ese periodo, la economía del país asiático ha crecido una media del 9,6%, dos décimas más de lo que se creía. En los últimos años, la diferencia ha sido mayor (del 9,5% al 10,1% en 2004) debido al peso creciente del sector servicios, que se había subestimado. China se convirtió en 2004 en la sexta economía del mundo (antes era la séptima) y acabará 2005 en el cuarto puesto.

Los nuevos datos indican que el PIB en 2004 fue un 16,8% mayor de lo que se creía, hasta 15,98 billones de yuanes (1,63 billones de euros), según la Oficina Nacional de Estadísticas, que está revisando al alza los datos macroecónomicos tras actualizar el censo de la población del país asiático. El Gobierno aseguró que había subestimado hasta ahora el peso del sector servicios, en un país en el que han proliferado en los últimos años los negocios particulares, desde salones de cosmética a puestos de venta de comida callejeros.

Los datos hechos públicos ayer revelan que el crecimiento medio entre 1979 y 2004 fue del 9,6%, dos décimas porcentuales más de lo calculado. El informe da para 2003 un alza del 10%, frente a un 9,5% previamente. China revisó los datos correspondientes al periodo 1978-1992 tras la primera encuesta al sector servicios realizada ese último año, por lo que la actualización efectuada ahora es a partir de 1993. Algunos expertos creen cuestionable que los números de 1992 sean completamente fiables.

Las nuevas cifras tienen una doble vertiente. Por un lado, revelan que la economía se ha resistido a los esfuerzos del Gobierno para que no se desboque la máquina china, sometida a una seria escasez de suministro de energía, cuellos de botella en el transporte y graves problemas medioambientales. Esto podría obligar a las autoridades a reforzar las medidas de control en algunos sectores. Pero, por otro, ponen de manifiesto un perfil más equilibrado de la actividad del país, en el que el consumo -una de las preocupaciones de Pekín- aporta más al crecimiento del PIB, disminuyendo la dependencia de las inversiones y la exportación. En 2004, el sector servicios creció un 10% respecto a 2003.

Según Yao Jingyuan, economista de la Oficina Nacional de Estadísticas, el consumo minorista juega un papel cada vez más importante. Yao prevé un crecimiento constante de la economía este año, ayudada por la demanda particular, gracias a que la inflación se ha mantenido relativamente baja, alrededor del 1,8%.

Ou Xinqian, viceministro de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo, indicó a principio de mes que el PIB creció un 9,8% en 2005. La cifra oficial se conocerá las próximas semanas. De confirmarse este dato y las previsiones de crecimiento de otras economías, como la británica, China habrá acabado el año como la cuarta economía del mundo, por detrás sólo de EE UU, Japón y Alemania.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana