Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Analfabeta, zaragatera y triste"

La escritora Almudena Grandes inauguró ayer en Sevilla un ciclo que pretende destacar el valor de la escuela en la II República a través de las voces de testigos y expertos.

Organizadas por la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) y la Fundación de Investigaciones Educativas y Sindicales (FIES) de CC OO, estas jornadas, que se prolongarán hasta el 15 de diciembre, incluyen una exposición sobre la escuela de la II República en la Casa de la Provincia (plaza del Triunfo, 1), lugar donde se celebrarán las conferencias los días 30 de noviembre y 1, 12 y 13 de diciembre a partir de las 19.00. La sede La Cartuja de la UNIA, situada en el monasterio sevillano, acogerá la clausura del ciclo en la tarde del 15 de diciembre. La muestra estará abierta hasta el 6 de enero.

Este ciclo de conferencias se adentra en el contexto político y social en el que se llevaron a cabo las reformas educativas de la II República y en la manera en que éstas se recogían en la Constitución republicana. Las jornadas analizan también los libros de texto de la época y la represión que el régimen franquista ejerció contra muchos maestros.

La dirección del ciclo está a cargo de Juan Jorganes, presidente de FIES, y de Cristóbal García (Universidad de Huelva). El ciclo sirve de prólogo a los actos que en 2006 conmemorarán el 75º aniversario de la proclamación de la II República. Los organizadores de esta iniciativa abogan por que se recuerde "cómo era la escuela de la II República y quiénes eran los hombres y mujeres que quisieron cambiar la España analfabeta, zaragatera (aficionada a la gresca y el alboroto) y triste".

"Es el momento de recordar unos años, comienzos del siglo XX, que algunos reconocen como la edad de oro de la pedagogía española", añaden. El ciclo incidirá, pues, en la política, la pedagogía, la literatura, el cine y la represión. En resumen, esta iniciativa constituye un homenaje a los maestros y maestras de la II República.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de noviembre de 2005