Salvador Blanco, vicepresidente ejecutivo de Cajasur

El presidente de la Diputación de Córdoba, Francisco Pulido (PSOE), confirmó ayer que Salvador Blanco, el alcalde socialista de Palma del Río, ocupará la vicepresidencia ejecutiva de Cajasur. Los nuevos estatutos de la entidad, pactados entre la Junta y la Iglesia católica, establecen que este cargo le corresponde a la institución provincial, ya que está considerada como fundadora, al igual que el Cabildo catedralicio.

El pleno de la Diputación de mañana eligirá a los ocho consejeros que estarán en la nueva Asamblea General de la caja. Blanco será uno de los cuatro que le corresponden al PSOE. IU tiene dos y el PP otros tantos.

Pulido resaltó del alcalde de Palma del Río el "gran conocimiento" que tiene de la entidad. Blanco desempeña actualmente las labores de representación de la Junta en la Comisión de Control de la caja. Durante las negociaciones para el regreso de la entidad a la tutela autonómica, ejerció como interlocutor entre la Administración y la Iglesia.

Pulido también afirmó ayer que Blanco no incurrirá en ningún tipo de incompatibilidad por ser alcalde de Palma del Río a la vez que vicepresidente ejecutivo en representación de la Diputación. Por el momento, no se ha decidido quién le sustituirá en el Consistorio.

Pulido también anunció ayer que el PSOE en la Diputación designará como consejeros de la caja a María Porcel, concejal en el Ayuntamiento de Posadas y que repite en la Asamblea General de la entidad; Carlos Chacón, jefe de la Asesoría Jurídica de la institución y ex concejal del Ayuntamiento de Córdoba; y María Dolores Villatoro, delegada de Igualdad de la Diputación.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de septiembre de 2005