Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los telepoderes de Don Francisco

Un programa en español lidera la audiencia joven en EE UU

El horario estelar de la televisión en Estados Unidos tiene nuevo líder para la audiencia joven, un programa en castellano. Don Francisco presenta (un talk show con presentador-estrella, debates-combate, chismorreos y números musicales) rebasa incluso al telefilme policiaco Law and order (Ley y orden) entre el público de 18 a 49 años, franja comercialmente clave. Los hispanos, con 41,3 millones, ya son numéricamente la segunda comunidad del país. El poder adquisitivo de los hispanos acaba de cifrarlo Time en 600.000 millones de dólares.

Don Francisco presenta está producido en Miami por Univisión (en España lo emiten algunas emisoras locales). Univisión, gracias principalmente a ese programa, ha crecido en un 18% de espectadores de entre 18 y 34 años en horario estelar en el último año. La media de espectadores jóvenes de Univisión en horario estelar en 2004 sobrepasó los 1,3 millones.

La comunidad hispana, con más de 41 millones, es la segunda del país numéricamente

Financial Times constata el éxito de Univisión, que cuenta con más telespectadores que cualquier cadena en inglés en Miami, Los Ángeles y San Antonio, y recuerda que hay otras redes hispanas que suben, como Azteca América (de la mexicana TV Azteca), o Telemundo (de la NBC).

Tras Don Francisco presenta está un hombre talismán, el chileno Mario Kreutzberger, de 63 años, conocido y admirado en todo el continente bajo su nom de guerre, no otro que Don Francisco. Sus programas, como el antedicho o Sábado gigante, se nutren de debates de lo más estrafalarios donde gente de diversa nombradía o anonimato no tiene inconveniente en airear sus trapos o incluso moverlos a ritmo de tremendo reggaetón, mientras el público en el plató menea las gradas.

Visitar la web de Univisión que despliega las glorias de Don Francisco es ilustrativo. Hay enigmáticos links, como Bobby dejó a Niurka, Erika habla del padre de su hijo o El papacito de la salsa. Pero la conclusión es que todo lo que el Don de los negocios toca es gigante: no sólo sus éxitos televisivos, sino su marca de vinos (Don Francisco Wines) que desde luego se distribuirá en Estados Unidos, o su primer disco Mi homenaje gigante a la música norteña, cuyo tema promocional Mujeres, siempre mujeres es un dúo entre el propio Don Francisco y el Grupo Primavera; en el álbum le acompañan entre otros Los Tigres del Norte y Los Huracanes del Norte. "Las metas que Don Francisco se ha propuesto en la vida se han cristalizado", confirma el artículo La versatilidad de Mario Kreutzberger, en la misma web. Aparte de su labor como showman, está la filantrópica, que queda reseñada por ejemplo en el link sobre la Ayuda a la Casa del Migrante: Misión cumplida. Don Francisco entregó sus donaciones.

Don Francisco es un clásico en la ya larga genealogía de talk shows a lo latinoamericano. Baste con recordar el de Laura Bozzo, que hizo y deshizo en el Perú de Fujimori y de su amante hoy encarcelado Vladimiro Montesinos, y fragmentos de cuyo trabajo televisivo fueron glosados en Crónicas marcianas. O el show de la cubana Cristina Saralegui, que Time incluye entre las 25 principales influencias hispanas en Estados Unidos.

El castellano es ya el segundo idioma en Estados Unidos. Pero, según Financial Times, el inglés aún resulta más efectivo en réditos políticos, porque es la lengua de trabajo también para una comunidad, la hispana, con múltiples procedencias y culturas y muy diverso estatus social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de septiembre de 2005