Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 12 escritores latinoamericanos reunidos en Sevilla critican la "comercialización" del dolor en la literatura

Los autores latinoamericanos, que desde ayer celebran un encuentro en Sevilla, se confiesan "hartos del estereotipo del escritor al que se le ha exigido que cumpla con funciones extraliterarias, como si ese fuera el único camino para revalidarse como escritor", comentó ayer la mexicana Cristina Rivera Garza, que es Premio Latinoamericano Sor Juana Inés de la Cruz.

"Santiago Gamboa ha criticado la comercialización del dolor, la victimización y cómo algunos escritores han usado los aspectos políticamente correctos para tener cierta legitimidad", añadió la autora de Nadie me verá llorar, quien comentó ayer la sesión de trabajo, a puerta cerrada, junto al chileno Roberto Bolaño, que con 50 años es el mayor de todos los convocados.

"La realidad social y política de los países lationamericanos ha marcado a sus autores. Ha sido una especie de losa para los que querían escribir de una forma más universal, conectando con el sentido ético de la vida, pero no con una realidad concreta",explicó Adolfo García, director de Seix Barral.

El I Encuentro de Autores Latinoamericanos, organizado por la Fundación José Manuel Lara y la Editorial Seix Barral, ha reunido en la capital andaluza a 12 representantes de la nueva generación de escritores de habla hispana. Cuestionarán la existencia de un segundo boom latinoamericano y los objetivos que comparten los miembros de esta nueva generación literaria.

El cubano Guillermo García Infante, representante del primer boom junto a Vargas Llosa, García Márquez o Carlos Fuentes, inauguró la noche del pasado miércoles este encuentro en el que participan -además de los citados-, Rodrigo Fresán, Jorge Franco, Gonzalo Garcés e Ignacio Padilla, entre otros. El argentino Gonzalo Garcés, con 29 años, es el más joven de cuantos se han reunido en Sevilla.

"La literatura no está para dar a conocer la realidad de los países latinoamericanos, para eso está Halcón Viajes que te proporciona billetes baratos. La literatura no tiene porqué responder a la realidad. El arte, y la literatura lo es, nos da la esencia de lo que somos: seres humanos que respiran y un día dejan de respirar. Lo importante es que en este breve lapso de tiempo sepamos vislumbrar la belleza", aseguró Roberto Bolaño, autor de Los detectives salvajes, que tiene entre otros el Premio Herralde, y de Nocturno de Chile, una de sus obras más traducidas.

El encuentro, que finalizará mañana, analiza la importancia de dos corrientes surgidas en 1996: la generación del Crack (México) y la Antología de Mc Condo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de junio de 2003