ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 15 de junio de 2003
OPINIÓN DEL LECTOR

Listas de admitidos

Han salido publicadas las listas de admitidos en los colegios públicos y mi hija es una de las que no han sido incluidas en la lista del colegio que habíamos tenido a bien elegir para ella. ¡No!, no piensen que era un colegio elitista ni nada parecido, es uno de los colegios públicos, con integración, puesto que eso no nos parece "anormal", que están próximos al domicilio familiar. Y yo me pregunto: ¿es verdad que existe la libre elección de centro? Debe de ser que sí, pero sólo para unos pocos, porque ese derecho está claro que no lo podemos ejercer las personas que, como nosotros, trabajamos los dos para poder pagar la hipoteca de la casa en la que vivimos (que tampoco es nada del otro mundo); los que realizamos la declaración de la renta (sin trampas) todos los años y pagamos nuestros impuestos (cada año más incrementados) religiosamente, y tampoco los que como nosotros somos conscientes de los cambios sociales, que la sociedad es plural, que todos los niños tienen derecho a la educación... Pero ¿qué pasa con los que estamos en medio?

Mi más profunda repulsa a todos los políticos que dejan que se especule con los terrenos en los que se construyen miles de viviendas, permitiendo la creación de nuevos barrios como el mío (donde antes se levantaba la fábrica de cemento Valderribas), Nuevo Vicálvaro, donde los servicios sociales, a todos los niveles, no están contemplados: colegios, guarderías, tiendas, centros de salud..., pero, eso sí, ya está en proyecto la creación de una iglesia, teniendo una preciosa iglesia aproximadamente a unos 500 metros de este nuevo barrio y que recientemente ha sido restaurada. Y yo me pregunto: ¿qué es más lógico?, ¿que los niños de tres años se desplacen fuera de su barrio a estudiar o que los feligreses se desplacen 500 metros para rezar? Desde mi formación, siempre se me ha enseñado que Dios está en todas partes, y Él, siempre, te encuentres donde te encuentres, te escucha... Y a los padres en la misma situación que nosotros ¿quién nos escucha?

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana