ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 10 de marzo de 2003

La mayoría de las mujeres adultas que abortan ya son madres de familia

El crecimiento más relevante de las interrupciones corresponde a las mujeres con pareja

El aborto no está reñido con la maternidad: más de la mitad de las mujeres que interrumpen el embarazo a partir de los 20 años (el 52%) ya tienen al menos un hijo. Esta proporción supera los dos tercios en las mujeres que han cumplido los 30 años. Así se desprende del análisis de los datos oficiales de aborto en 2001 hecho por la demógrafa Margarita Delgado, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). El alza más relevante corresponde a las mujeres con pareja y a las que tienen empleo. El aumento entre las adolescentes se modera.

"Resulta sorprendente que las cifras de aborto suban año tras año, porque se supone que la información sobre contracepción está al alcance de todo el mundo", afirma Margarita Delgado, demógrafa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Sin embargo, la estadística es tozuda: en 2001 se registraron 69.857 interrupciones voluntarias del embarazo (un 9,6% más que el año anterior, según el Ministerio de Sanidad) y se abortaron 15 de cada 100 gestaciones.

Estos datos oficiales, los más recientes, revelan que casi seis de cada diez mujeres que interrumpen el embarazo (59%) no habían acudido a ningún centro de planificación familiar. Sanidad carece de información sobre la nacionalidad de las mujeres que interrumpen el embarazo.

"A pesar del aumento, la cifra no es muy elevada en comparación con países de nuestro entorno", asegura la ginecóloga Isabel Serrano, de la Federación de Planificación Familiar de España. "Sin embargo, es preciso actuar para frenar el crecimiento. No se aborta por gusto", añade. Este periódico intentó, reiteradamente y sin éxito, conocer la opinión del Ministerio de Sanidad sobre el alza.

- Auge entre los 25 y los 34. "En 2001, el aumento de los abortos respecto al año anterior ha sido especialmente relevante en las mujeres entre 25 y 34 años, incluso entre las que tenían pareja", afirma Delgado. El alza en este grupo ha superado el 12% (véase gráfico). Sin embargo, el tramo de edad de 20 a 24 años mantiene el mayor número de interrupciones, 19.555 (6,4% más).

- Aborto y situación económica. Las mujeres sin hijos que abortan superan a las que lo hacen tras ser madres de familia (37.709 frente a 32.148). No obstante, excluidas las adolescentes, se observa que, entre los 20 y los 49 años, el 52% de las mujeres que interrumpe el embarazo ya tiene al menos un hijo, según el análisis de Delgado. Esta proporción aumenta con la edad: el 69,3% de las que abortan entre los 30 y los 34 años (etapa de mayor fertilidad) ya ha sido madre. Lo mismo le ocurre al 83,7% de las que acuden a la interrupción entre los 35 y los 39 años (etapa en la que aumentan los embarazos de riesgo).

"Sería sorprendente que el aumento del aborto entre las adultas se debiera a un fallo anticonceptivo, porque deberían tener experiencia. También resultaría un tanto raro que el motivo obedeciera a una situación desfavorable sobrevenida tras el embarazo, porque la mayoría de las interrupciones se realizó en las primeras ocho semanas de gestación", apunta Delgado. "Dado que, a tenor de las encuestas, las mujeres desearían tener más hijos y no los tienen sobre todo por razones económicas, quizá no sería descabellado pensar que una parte de los abortos puedan deberse a dificultades de esa índole".

Del total de mujeres que interrumpe el embarazo, la inmensa mayoría aduce problemas para su salud física o psíquica (97,1%). El riesgo para el feto motivó el 2,5% de las intervenciones en 2001.

- Aumento en pareja. Aunque las mujeres sin pareja son las que más recurren al aborto (38.232, un 6,4% más), las interrupciones han crecido en mayor medida entre las mujeres con marido o compañero (30.943, un 16,7% de aumento). En el grupo de las que tienen pareja, el mayor alza corresponde a las mujeres que disponen de ingresos propios (19.396 casos, el 19,1% más). También, entre aquellas que carecen de pareja, la mayor subida corresponde a aquéllas con ingresos propios (23.528, un 9,7% más).

- Seis de cada diez, trabajadoras. Las mujeres empleadas protagonizan el 57,2% de las interrupciones voluntarias del embarazo. A continuación se sitúan las paradas (14%), las estudiantes (13,4%) y las amas de casa (12,5%).

- Nivel de estudios. Las mujeres con una formación equivalente al nivel obligatorio realizan el 31,8% de los abortos. El segundo lugar corresponde a las bachilleres (29,5%), y el tercero, a las que cursaron estudios básicos (17,5%). El cuarto es para las universitarias (16,4%) y el quinto para las mujeres sin estudios (3,4%). Se carece de información sobre el 1,4% restante.

- Reincidencia. Una de cada cuatro mujeres que abortó en 2001 se había sometido antes a una intervención similar, según se desprende de los datos del Ministerio de Sanidad. De ellas, 13.052 habían interrumpido el embarazo ya una vez, 2.849 en dos ocasiones y 745, en tres. Para 433 era, al menos, el cuarto aborto. La reincidencia era mayor entre las mujeres en la treintena (el 31% de las que interrumpieron su embarazo ya habían recurrido antes a esta vía).

Leve aumento entre las adolescentes

El aumento del aborto adolescente pisa ligeramente el freno tras una vertiginosa aceleración en la década pasada. Aunque en 2001 continuó en ascenso (un 7,8%), el alza fue inferior a la de años anteriores y quedó por debajo del aumento medio (9,6%). Con todo, el 14,1% de los abortos fueron de chicas de 15 a 19 años.

La ginecóloga Isabel Serrano, de la Federación de Planificación Familiar de España, sostiene que es necesario mejorar la educación sexual, "muy deficiente", impartida en los colegios. "Hay información, pero falta educación", añade. Considera necesario "ampliar" los servicios de planificación familiar para jóvenes. "A los menores de 25 años les suele dar vergüenza tener que ir al centro de salud del barrio para pedir anticonceptivos", explica. A eso se añade el precio: "Los anticonceptivos, incluso los condones, les resultan caros. Sin embargo, las relaciones sexuales son cada vez más frecuentes". Según una reciente encuesta, el 54,8% de los chicos y el 49,1% de las chicas entre 15 y 19 años han tenido relaciones sexuales. El porcentaje se eleva al 88% y el 85,1% respectivamente en los jóvenes entre 20 y 24 años. Sin embargo, más de la mitad de los adolescentes reconocen no usar ningún método anticonceptivo. Lo mismo admite una cuarta parte de los jóvenes.

La obtención de la píldora poscoital (impide el embarazo hasta 72 horas después de la relación sexual), supone "un gran peregrinaje en muchas zonas de España", según Serrano. Quizá por ello es el primer motivo de consulta en el centro joven que su federación tiene en Madrid. Los lunes está a tope.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana