ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 4 de enero de 2001

El delegado de la Zona Franca de Cádiz gastó en protocolo 107 millones más de lo previsto

  • Superó el presupuesto con comidas, alquiler de coches, viajes, hoteles y regalos de lujo

En los últimos cuatro años, la Zona Franca de Cádiz ha dedicado 107 millones más de lo que estaba previsto en cuestiones de publicidad y relaciones exteriores. Según el informe interno de control presupuestario, la mayor parte del dinero se gastó en viajes, hoteles y restaurantes de lujo de Madrid, como, por ejemplo, 45 facturas del Hotel Ritz. La adquisición de regalos de representación y el alquiler de vehículos acaparan el resto de las partidas.

En los cuatro informes de control presupuestario se hace constar, en el capítulo de observaciones, que el gasto realizado supera el presupuesto o el límite establecido. Además de los gastos recogidos específicamente en los epígrafes de publicidad, exposiciones, promoción, otras actividades y relaciones exteriores, Rodríguez de Castro ha cargado más de 12 millones de pesetas a la Zona Franca a través de sus tarjetas de crédito. En estos informes internos no está desglosado cuál fue el uso de este dinero.

Entre los regalos adquiridos a nombre del recinto fiscal figuran gemelos de oro, plumas, grabados y relojes, entre otros objetos de representación, como un estuche de vino fino y oloroso de una bodega jerezana por el que se pagaron 340.000 pesetas. Según consta en un asiento contable, la Zona Franca empleó 9,7 millones de pesetas en la organización de unas jornadas sobre la libertad de comercio en las que participaron varios expertos.

Un informe interno firmado por los cinco directores ejecutivos y el secretario general del consorcio, elaborado a petición del propio Rodríguez de Castro en enero de 2000, alertaba de la existencia de 'gastos innecesarios, excesivos, duplicados o de difícil justificación en cuentas gestionadas directa y exclusivamente por la Delegación del Estado'. El mismo informe avisaba de 'una creciente separación del personal del consorcio en las relaciones, gestiones o negociaciones con terceros', lo que produce la 'acumulación de conocimientos y compromisos en una única persona' y provoca 'enormes riesgos y disfunción'.

Entre los reproches que dirigían los miembros de su comité ejecutivo a Rodríguez de Castro figuraba las actuaciones 'a golpe de timón o de forma no planificada' y se preguntaban por la rentabilidad y el objetivo de las campañas de publicidad. 'Existe un desconocimiento absoluto e incomprensible de las acciones promocionales, con la consecuente mala imagen que se porta tanto a nivel interno como a nivel externo de la organización. Igualmente, puede percibirse un exceso de actividades promocionales de dudosa rentabilidad, salvo que pueda entenderse desde una óptica más política que comercial'.

Los directores del consorcio decían tener 'la sensación de permanente vigilancia con supuestos informadores, inspectores o cargos de confianza en la tarea diaria'.

'Cuentas auditadas'

El delegado especial de la Zona Franca de Cádiz desmintió esta situación en un comunicado redactado en la tarde de ayer. Rodríguez de Castro asegura que su gestión se ajusta a legalidad y a los estatutos de la Zona Franca, y recuerda que 'las cuentas son públicas y están auditadas'. El responsable del organismo fiscal sostiene que se trata de una firma que desarrolla una importante labor internacional, de la que él es 'el primer vendedor'. Igualmente, afirma que 'la forma de vender el consorcio implantada por el actual delegado del Estado [por él mismo] ha permitido a la institución gaditana recuperar los beneficios y crear empleo'. Rodríguez de Castro sostiene que 'las afirmaciones aparecidas sobre desviaciones presupuestarias y gastos excesivos no son ciertas'.

Respecto al informe interno firmado por los directores de área -y en el que se cuestionaba su labor-, aseguró que este documento sirvió para disponer 'de información directa sobre la gestión, con un objetivo puramente constructivo y de mejora'. Rodríguez de Castro puntualizó que existe otro informe posterior en el que 'se resalta la positiva gestión' que él practica. 'Este ejercicio 2000 será el tercero consecutivo de beneficios en el consorcio y ésta es la verdad más importante desde el punto de vista empresarial', afirmó.

La Zona Franca de Cádiz remitió ayer un extracto de las cuentas de pérdidas y ganancias correspondientes a los cuatro ejercicios referidos, pero en el mismo no figuran de forma específica los datos de los gastos cuestionados.

Por otra parte, la juez de Instrucción del número 8 de Cádiz ha sobreseído las diligencias practicadas tras la denuncia de un empresario marítimo de Cádiz contra la Zona Franca, a la que acusaba de hacer publicidad engañosa respecto al número de contenedores que mueve anualmente.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana