Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía recupera en una subasta una talla románica robada en Francia

La policía ha recuperado en la sala de subastas Fernando Durán, de Retiro, una talla románica del siglo XII que fue robada en 1983 en la iglesia de Saint Gervasy de Puy de Dôme (Francia). Los agentes de la Brigada de Patrimonio de la Dirección General de la Policía hallaron la imagen de la Virgen en un catálogo días antes de su venta pública al mejor postor. La pieza salía a la puja en 12 millones de pesetas.

La pieza, recuperada el pasado 29 de mayo, es una imagen de madera tintada en negro, de 76 centímetros de altura, que representa a la Virgen María sentada en un trono y con el Niño Jesús sobre sus rodillas. La policía española ya estaba en alerta sobre la talla robada, tras difundir la Oficina Central de Bienes Culturales de la Policía Judicial de Francia un aviso que advertía de la posible presencia de la pieza en establecimientos de Madrid capital.

Al mismo tiempo, a finales de mayo, la policía recibía la lista de objetos correspondiente a la gran subasta de San Isidro que se iba a celebrar entre el 6 y el 9 de junio en la sala Fernando Durán. Es un requisito legal que estas tiendas envíen a la Brigada de Patrimonio Histórico de la policía un catálogo con todas las piezas de arte que se subastan.

La calidad de la talla llamó la atención de los agentes de la Brigada de Patrimonio Histórico, que también se extrañaron del precio fijado para el inicio de la subasta. "Doce millones es una cantidad muy elevada para estas piezas, que habitualmente suelen tener un precio de salida de entre dos y tres millones como máximo", dijo uno de los investigadores.

Precio elevado

Los agentes cotejaron la imagen de la talla románica, que iba ser subastada en el lote 800 de la sala Fernando Durán, con la pieza robada. La policía intervino de forma cautelar la pieza, en espera de recibir la comunicación de la Interpol y tramitar la correspondiente comisión rogatoria internacional. Ayer se encontraba en la caja fuerte de la sede de la Conferencia Episcopal.

La talla había sido depositada en la sala por un coleccionista español residente en Holanda. Éste se ha negado a prestar declaración ante el Servicio Central de Policía Judicial y ha enviado, a través de su abogado, una declaración al juez que instruye el caso. Los investigadores desconocían ayer si el coleccionista había sido acusado de algún delito. También aseguraron que no pesa ninguna imputación sobre la sala de subastas. "Ellos son simples intermediarios", aclararon.

La imagen de la Virgen de Saint Gervasy figura entre los monumentos nacionales de Francia. "Su valor es incalculable. Esta talla es comparable a cualquier Virgen o patrona de cualquier ciudad española", dijo un especialista policial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de junio de 2000

Más información

  • La puja por la pieza del siglo XII se había fijado en 12 millones