Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las manzanas mejoran la función pulmonar

Un viejo refrán inglés anima a comer manzanas para evitar la visita del médico. Según un equipo científico británico del hospital Saint George, de Londres, el dicho popular está en lo cierto, incluso si se es fumador. Rico en antioxidantes, al consumo semanal de cinco o más piezas del globoso fruto del manzano se asocia ahora la mejora de la capacidad pulmonar.Para llegar a esta conclusión, el departamento de Ciencias de la Salud de la Facultad de Medicina del mencionado hospital londinense, revisó a fondo el experimento efectuado de 1979 a 1983 con un grupo de 2.500 varones galeses. De edades comprendidas entre los 45 y los 59 años, su dieta, costumbres y el ejercicio practicado fueron tenidos en cuenta, lo mismo que el peso y el tabaquismo. A todos les fue medida de forma periódica su capacidad pulmonar, que, al final del ensayo, mostraba diferencias visibles.

Los amantes de cítricos y zumos, llenos de vitaminas, tenían muchos menos problemas que el resto para llenarse de aire los pulmones y luego expulsarlo. Una vez ajustados factores como la edad, el tabaquismo, el ejercicio y la clase social, la capacidad pulmonar de los comedores de manzanas seguía superando en 138 mililitros a sus compañeros de la misma prueba.

Los científicos sostienen en la revista médica Thorax que una dieta rica en antioxidantes como la vitamina C puede proteger a los pulmones contra irritantes atmosféricos como el ozono o el dióxido de nitrógeno.

El efecto del humo de los cigarrillos ha sido también incluido en este grupo. Según el trabajo de Londres, que ha analizado y cotejado los datos del estudio preliminar efectuado en Gales, y centrado en el corazón y los problemas respiratorios, el consumo de fruta y vitaminas A, E y C, además de beta-carotenos, "pero sobre todo las manzanas, aparece como el dato más relevante a la hora de explicar el buen funcionamiento pulmonar de sus partidarios".

Las manzanas contienen grandes cantidades de un antioxidante denominado quercetina, presente también en las cebollas, el te y el vino tinto. Los autores, que subrayan las ventajas de una dieta sana para respirar mejor, apuntan que dicha fruta podría proteger a los pulmones de la contaminación atmosférica y los efectos del tabaco. Una sugerencia que ha "encantado" a los productores británicos de manzanas. Ésta es, con el plátano, la fruta preferida en Reino Unido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de enero de 2000