Chávez obtiene 120 escaños sobre 131 en la nueva Asamblea Constituyente de Venezuela

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, consiguió el domingo su más aplastante victoria electoral: 120 de los 131 miembros de la nueva Asamblea Constituyente se reconocen en el proyecto presidencial de barrer el actual sistema político para sustituirlo por otro que responda a las necesidades de los más pobres y excluya a los partidos tradicionales. Esta aplastante victoria otorga al presidente plenos poderes para redactar la nueva Constitución, así como el derecho a clausurar el Parlamento y el Tribunal Supremo, si lo considera necesario. Nunca un líder latinoamericano elegido en las urnas gozó de tan amplia mayoría ni de tanto poder.

MÁS INFORMACIÓN

El presidente dejó claro nada más conocer el escrutinio de las urnas que la Asamblea Constituyente está capacitada para "tomar las decisiones que tenga que tomar". "Si decide que el Congreso debe acabar sus funciones, el Congreso debe acabar sus funciones", advirtió Chávez ante una multitud que le aclamaba y le reclamaba medidas drásticas e inmediatas. El cambio que anuncia Chávez, y para el que cuenta ahora con instrumentos democráticamente convalidados, ha causado cierta preocupación mundial y ha colocado a Venezuela en primer plano. El ministro de Relaciones Exteriores, José Vicente Rangel, se apresuró ayer a tranquilizar a los inversores con la promesa de que gozarán de una seguridad que no tenían hasta ahora. La única sombra a la victoria de Chávez, que obtuvo mayoría absoluta en 20 de las 24 regiones, la proyecta una abstención que superó el 50%. Los dos partidos tradicionales han sido ignorados por los venezolanos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de julio de 1999

Más información

  • Aplastante apoyo popular al presidente para dar la vuelta al actual sistema político