ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 27 de octubre de 1998

Los presidentes de Perú y Ecuador firman la paz en Brasilia y delimitan su frontera

  • El rey de España asiste como testigo a la ceremonia y se entrevista con Eduardo Frei

Perú y Ecuador firmaron ayer en Brasilia un histórico acuerdo que sella la paz y pone fin al conflicto de fronteras que desde hace más de cinco décadas ha enfrentado en numerosas ocasiones a ambos países. En un emotivo acto celebrado en el Ministerio de Asuntos Exteriores brasileño, el presidente de Perú, Alberto Fujimori, y el de Ecuador, Jamil Mahuad, firmaron un documento que permitirá demarcar los 78 kilómetros de frontera en disputa, tal y como estableció el protocolo de Río de Janeiro de 1942, documento avalado por Argentina, Chile, Brasil y EEUU.

más información

Al acto asistieron los presidentes de Brasil, Fernando Enrique Cardoso; de Argentina, Carlos Menem; de Chile, Eduardo Frei, y Tomás MacLarty, representante personal de Bill Clinton, que, junto con los presidentes de Perú y Ecuador, firmaron el acta de Brasilia, por el cual se formalizó el acuerdo de paz. Los reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, asistieron como testigos. A su llegada a Brasilia, en la noche del domingo, el Rey resaltó que el conflicto entre Perú y Ecuador es un problema en el que su abuelo participó como árbitro. El Monarca mantuvo ayer una reunión privada con Frei en el palacio de la Alborada, sede de la presidencia brasileña.Además participaron también como testigos el presidente de Bolivia, Hugo Bánzer; de Colombia, Andrés Pastrana; el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), César Gaviria, y el cardenal Darío Castrillón Hoyos, representante del papa Juan Pablo II.

Tras la firma del acta de Brasilia, los presidentes de Perú y Ecuador, en un gesto simbólico, intercambiaron sus plumas, y el cardenal Castrillón leyó un mensaje del Papa en el que el Pontífice felicitó a ambos países y manifestó su deseo de unirse a la alegría de los dos pueblos en este histórico día.

El presidente Mahuad recordó que hace tan sólo 77 días, en su discurso de investidura, al que no pudo asistir Fujimori, aludió al conflicto con Perú y afirmó que ahora nos estamos declarando la paz. El presidente ecuatoriano afirmó que "hoy hemos ganado la paz", e invitó al presidente peruano a ejercer la paz de manera definitiva y permanente.

Un abuelo combatiente

El momento más emotivo de la ceremonia fue cuando el presidente ecuatoriano recordó la figura de su abuelo, que combatió en la guerra que enfrentó a ambas naciones en 1941. Mahuad, nacido en una localidad en la frontera con Perú, destacó que quizá había que haber nacido en la frontera y ser nieto de un combatiente de 1941 para atreverse a dar este paso y firmar la paz. Mahuad hizo entrega al presidente Fujimori de una cantimplora usada por los soldados ecuatorianos en la guerra de 1941 como símbolo de que la paz es permanente.El presidente peruano agradeció emocionado el regalo y rindió un homenaje al abuelo de Mahuad, que recibió la madre del presidente ecuatoriano, presente en la ceremonia.

Fujimori afirmó que "nos hemos armado peruanos y ecuatorianos con el arma más poderosa que cualquier misil, con el arma de la paz". El presidente peruano instó a dejar atrás décadas de rencillas y construir juntos un nuevo futuro de progreso y desarrollo para ambas naciones. El presidente brasileño, que habló en nombre de los cuatro países garantes, elogió a ambos presidentes, de los que resaltó que convicción y perseverancia han sabido guiar a sus pueblos en el camino de la concordia.

Cardoso dijo haber recibido con honor en suelo brasileño a los reyes de España. "Su llegada a Brasil para compartir este momento histórico de reconciliación de los pueblos ecuatoriano y peruano es el mayor símbolo de la admirable herencia iberoamericana", afirmó.

Más de cincuenta años de conflicto entre Perú y Ecuador terminaron con la firma del acuerdo, que permitirá demarcar los 78 kilómetros de zona fronteriza que se disputaban en medio de la selva de la cordillera del Cóndor. La decisión de los garantes confirma que el límite entre ambos países pasa por las altas cumbres de la cordillera del Cóndor. Este límite fue establecido en el protocolo de Río de Janeiro, pero nunca pudo ser demarcado porque Ecuador argumentaba que era "inejecutable", debido a que la frontera indicada no coincidía con la realidad geográfica. El acuerdo firmado confirma la postura peruana. Fuentes diplomáticas peruanas aseguraron a este periódico que Perú ha salido ganando al confirmarse su tesis.

Uno de los puntos más polémicos de la disputa, el puesto militar de Tiwinza, se resolvió de manera extraña, que permitió que los dos países se atribuyeran una victoria. Tiwinza, que tiene un kilómetro cuadrado, quedará dentro del territorio y con soberanía peruana, pero su propiedad será entregada a Ecuador, que podrá llegar al lugar a través de un camino que deberá abrirse a través de su frontera.

Ecuador no tendrá efectivos policiales ni militares y tan sólo podrá realizar actos conmemorativos previamente coordinados con el Gobierno de Perú. Uno de los puntos de la decisión incluye la creación de dos parques contiguos en la zona limítrofe de la cordillera del Cóndor.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana