ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 26 de junio de 1997

Heynckes pide más fichajes durante su presención como nuevo técnico del Madrid

  • El entrenador dice que primero "es el resultado y luego el espectáculo"

El presidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, lanzó ayer un mensaje al alemán Jupp Heynekes en su presentación como entrenador del equipo. Habrá fichajes, pero no serán muchos ni desorbitados, ya que la inversión más importante la hizo la temporada pasada cuando el club contrató a ocho jugadores internacionales. El entrenador también dejó oír su opinión ante la prensa: "El Madrid, para estar en las tres competiciones, debe reforzarse". Heynckes ha pedido al menos dos defensas y un jugador para la banda izquierda. Y declaró: "Lo primero es el resultado; luego, el espectáculo".

Heynckes, ante un centenar de periodistas, muchos de ellos alemanes, proclamó su satisfacción por ver cumplido uno de los sueños de su vida: dirigir al Madrid. Sus primeras palabras como inquilino del banquillo del Bernabéu fueron las propias de ésos momentos. Pero conforme explicaba sus proyectos, quedó claro que tendrá desde el principio que moverse con rapidez y habilidad en los despachos o de lo contrario tendrá problemas. A Heynckes le gusta el equipo que tiene y los once titulares, entre ellos IlIgner, son indiscutibles, pero coincide con su antecesor en el cargo, que ayer se marchó de vacaciones a Miami, en que estos jugadores no son suficientes para afrontar la Liga de Campeones. Lo dijo a la prensa ante el presidente y su directiva.Sanz no tuvo más remedio que hablar: "No es que no vaya a haber refuerzos", dijo, "atenderemos, en la medida de nuestras posibilidades, las peticiones del técnico, pero quiero recordar que el año pasado fue cuando hicimos un esfuerzo para poner en marcha un proyecto que debía durar cuatro o cinco años y para él que fichamos ocho jugadores internacionales. Un esfuerzo como ése no puede hacerse todos los días".

Heynckes escuchó sentado a su lado muy atentamente las palabras del presidente, pero insistió a lo largo de su intervención en la necesidad de que lleguen refuerzos. "Vamos a jugar cada cuatro días y es necesario tener un buen banquillo". Pero no quiso dar nombres. "A mí me gusta hacer las cosas en secreto". Así que Sanz, de nuevo, tuvo que terciar: "El técnico se queda aquí una semana trabajando antes de irse de vacaciones. Será el momento de hablar de esas cosas".

Lorenzo Sanz estaba ayer en cambio especialmente preocupado por dejar clara una cosa: Heynckes no es producto de la casualidad. "Se ha dicho que le hemos elegido por exclusión de otros candidatos. No es cierto. En el mes de febrero ya pensamos en él cuando supimos que Capello se iba a marchar en junio. Es más, cuando dejó el Athletic ya pensamos entonces en él".

Heynckes insistió en que quiere que su estilo de trabajo impere lo antes posible y que no le asusta la responsabilidad. "Me preguntan si estoy preparado para la presión que voy a sufrir. En Alemania se dice que si alguien ha sobrevido al Bayem de Múnich está preparado para cualquier cosa. Yo he entrenado al Bayem dos años".

Muchas de las cuestiones a las que tuvo que responder el técnico alemán tuvieron como punto de referencia a Capello. ¿Jura o promete quedarse los dos años?. "Sí, claro". El Madrid con Capello ganaba pero aburría. "El Madrid, el año pasado- fue el mejor equipo del campeonato, no tengo duda. Yo quiero que este año la plantilla, desde el orden táctico, haga un fútbol alegre, aunque lo más importante es el resultado, luego está todo lo demás". ¿Renunciaría a la Liga por la Copa de Europa? "No". ¿Si no la gana, será un fracaso? Entonces, antes de que pudiera responder, Sanz tomó la palabra: "Si fuera así llevaríamos 31 años fracasando".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana