Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN

Julio Anguita alerta contra el paro que generará la Europa de Maastricht

Maastricht, la imposibilidad de la moneda única, la incapacidad de Europa -y de España- para crear empleo y, por contra, el crecimiento del paro que provocará la construción europea, fueron los ejes sobre los que giró la intervención del coordinador general de IU, Julio Anguita. Una intervención que transcurrió en un auténtico intercambio de cortesías y gestos de exquisita urbanidad entre el líder de IU y el presidente del Gobierno.

Julio Anguita y José Manía Aznar ni siquiera utilizaron un tono de discusión, por mucho que hablaran de graves discrepancias en las políticas que cada uno defiende. Se trataron -ambos- con guante blanco. "No hay que contribuir a la crispación", diría Anguita. El coordinador general de IU, hizo una larguísima exposición sobre la situación del país, más parecida a un debate de investidura que a un debate de control del estado de la nación. Todo resumido en el paro y sus causas, íntimamente ligadas a los males de la construcción europea que presupone el tratado de Maastricht. Esa necesidad, dijo Anguita, de alcanzar "contra viento y marea" los criterios de Maastricht aunque sea a costa de renunciar a políticas sociales.Hasta dio ocasión a Aznar. para alardear del acuerdo entre sindicatos y patronal que se apuntó entre los logros de su Gobierno y decirle en las réplicas: "Yo, desde luego, los principios constitucionales los comparto con usted". 0 pedir al líder de IU: "Si me ve usted alguna desviación de los que es el respeto del Estado de Derecho, le rogaría que nos lo dijera".

La verdad es que el propio Anguita reconoció que tampoco' Podía pedirse demasiado a quien tan sólo llevaba un año con la responsabilidad del Gobierno. Así que en ningún momento se perdieron las formas. Cuando Aznar subió a la tribuna para responderle, llevaba dibujada en el rostro su sonrisa habitual. Contestó al dirigente de IU con un largo prólogo dedicado a reafirmar el respeto que le merecía el "señor Anguita y sus votantes". Y luego dijo aquello de "respeto su proyecto, pero no lo comparto".

Pocas acusaciones

Acusaciones, pocas. Lo de Julio Anguita fue más el retrato de un país azotado por el paro, la precariedad y la pobreza -Ia edad media de los pobres ha bajado a los 22 años", se lamentó- y volvió a pedir que se aclarase lo de Ios GAL, la corrupción y los fondos reservados". Y, en este caso, culpó al Gobierno de Aznar de haber dicho una cosa en la oposición y haber hecho otra muy distinta en el Gobierno. También criticó la "revuelta de los fiscales" y aquí sí señaló al "Gobierno y a la ministra de Justicia".Anguita dijo, como advertencia previa a su discurso, que allí había ido a comparecer ante la Cámara, pero sobre todo "ante los ciudadanos y ciudadanas". Dijo que sería sencillo y claro. Lo que pasó es que, precisamente, ese afán le llevó a abrumar con datos y explicaciones sobre la situación del país y de los trabajadores, lo que, en ocasiones, cubrió su discurso con las nieblas de la, confusión. Mejor estuvo en sus réplicas, libre de la tiranía del discurso escrito.

Buscó, como es habitual en sus intervenciones, el apoyo de la Constitución -"el pacto aceptado por todos"- Y con ella por delante, lanzó una batería de preguntas a Aznar, casi todas referidas al empleo y la construcción europea.

Anguita reiteró que ese modelo de construcción no era el suyo. Y aclaró que "sería muy fácil achacar todo eso a su Gobierno y al modelo neoliberal que practica". "Eso no es lo grave", puntualizó, "porque usted hace la política que le dejan sus presupuestos. Lo grave es el grado de consenso que hay en esta Cámara sobre esa política", dijo en referencia a la intervención de González y su apoyo a la construcción europea. Anguita prefirió apoyar la postura del Gobierno francés y su defensa de una Europa impulsada por lo social por encima de lo económico.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de junio de 1997

Más información

  • El líder de IU pide a Aznar que actúe contra los GAL y la corrupción