ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 25 de febrero de 1996
Elecciones 3 de marzo

El PP está al borde de la mayoría absoluta

Los populares obtendrían entre 170 y 178 escaños, frente a los 118-128 del PSOE y los 24-27 de IU

La distancia electoral entre el PP y el PSOE se mantiene en nueve puntos una semana antes de que los ciudadanos acudan a votar. Según la encuesta de Demoscopia para EL PAÍS, el PP, con algo más del 42% del voto, obtendría entre 170 y 178 escaños, con claras posibilidades de lograra la mayoría absoluta (176), en tanto que el PSOE, con algo más del 33%, quedaría entre 118 y 128. Izquierda Unida registra un crecimiento significativo de sus votos, que alcanzaría un 12% y obtendría entre 24 y 27 escaños, su mejor resultado. En cuanto a las dos grandes formaciones nacionalistas, CiU retrocede del 5% de 1993 al 4,2%, y podría perder entre dos y cuatro diputados; el PNV mantiene su voto y puede conseguir seis, frente a los cinco actuales.

, El Parlamento mantendría prácticamente el mismo grado de pluralismo actual, ya que 11 fuerzas electorales distintas se sentarían en él, aunque cinco o seis de ellas apenas contarían con uno o dos diputados para integrarse en el Grupo Mixto.El clima general de opinión presenta, entre otros rasgos, una disposición masiva a participar en las elecciones: el 82% de los entrevistados manifiesta que va a votar con seguridad, lo que anuncia una participación en torno al 80%.

Además, el sondeo muestra un generalizado convencimiento de la victoria del PP: el 69% de la ciudadanía cree que este partido será el ganador, si bien sólo un 165 dice que ganará por mayoría absoluta. Incluso entre los votantes del PSOE constituyen mayoría absoluta quienes tienen esta opinión. Por el contrario, sólo el 16% de los españoles cree en una victoria del PSOE.

Mayoría suficiente

Según los datos del sondeo, el PP conseguiría el 42,4% de los votos, lo que le situaría en el borde mismo de la mayoría absoluta: podría obtener entre 170 y 178 escaños; es decir, en todo caso, una mayoría parlamentaria lo suficientemente holgada como para no precisar de ningún apoyo adicional para gobernar en solitario.

El PSOE lograría superar desahogadamente su suelo simbólico del 30%, obteniendo el 33,4% de los votos, lo que le supondría contar en el nuevo Parlamento con un total de escaños que se situaría entre 118 y 128, entre 31 y 41 menos que actualmente tenía.

IU registraría un aumento sustancial tanto en votos como en escaños -del 9,6% pasaría al 12,3% y de 18 escaños a 24-27-, quedando como tercera fuerza parlamentaria, si bien a gran distancia del partido socialista.

En cuanto a las formaciones de ámbito regional, lo más destacable es la previsible reducción de la presencia de Convergència i Unió en el Congreso de los Diputados: con un 4,2% del voto, frente al 5% obtenido en 1993, pasaría a contar con 13-15 diputados; es decir, dos o cuatro menos de sus actuales. Esquerra Republicana de Catalunya mantendría el escaño con que hasta ahora ha contado.

En el País Vasco, el PNV, con un caudal electoral prácticamente idéntico al de las anteriores elecciones generales, podría ganar un escaño adicional, pasando de sus cinco actuales a seis, Eusko Alkartasuna, por su parte, seguiría contando, como en la anterior legislatura, con un escaño. En cuanto a HB, pese a sufrir una sustancial pérdida de votos, lograría probablemente mantener sus actuales dos escaños. Es preciso tener en cuenta, a este respecto, que el trabajo de campo de la encuesta se realizó antes de las detenciones de los dirigentes de dicha coalición Jon Idígoras y Floren Aoiz y, por tanto, no recoge el impacto que estos puedan haber tenido sobre algunos sectores del electorado vasco.

En canarias, Coalición Canaria, que perdería votos en beneficio del PP, pasaría a tener tres diputados, (perdiendo uno).

Aunque el número de fuerzas con representación en Madrid sería, según los datos del sondeo, el mismo que en la recién acabada legislatura -11 en total-, se podrían dar cambios en su composición.

Es posible que el Bloque Nacionalista Galego (BNG) cuente por primera vez con representación parlamentaria en el Congreso y que el Partido Andalucista (PA), partido Guadiana en la carrera de San Jerónimo, consiguiera ahora un escaño, algo que ya sucedió en 1979 y en 1989. Por su partem, Unió valenciana perdería el escaño con que actualmente cuenta, y el PAR, que en esta ocasión concurre a las elecciones en coalición con el PP, desaparecería finalmente de la nómina parlamentaria, quedando subsumido en el Grupo Popular.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana