ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 7 de noviembre de 1994
GENTE

VOLVER A EMPEZAR

Tras 50 años de exilio, el conde húngaro Laszlo Karolyi, vueIve a Budapest. Será el primer miembro de la aristocracia de dicho país que podrá rehabitar en su palacio, convertido hace 18 años en un orfelinato. A los 13 años, cuando los tanques rusos invadieron la capital húngara, él logró escapar horas antes del bombardeo de la misma. Desde entonces, su vida fue una sucesión de cambios: primero fue Viena, luego siguió sus estudios en Suiza, más tarde se fue a Perú donde dirigiría una plantación de tabaco y finalmente se instaló en Londres. Pero su sueño ha sido siempre volver a su lugar de nacimiento. Y él no es el único. Muchos nobles húngaros, a los cuales les confiscaron todas sus propiedades, han querido volver y vivir en sus propiedades, pero el Gobierno siempre se lo ha negado. "Volver a comprar nuestros palacios sólo está al alcance de los millonarios occi dentales", dice Karolyi. Pero, sin embargo, él es una excepción, aunque sea condicional. Su palacio, de 103 habitaciones, será convertido en una fundación para niños con su nombre. Ahora, a los 63 años, puede volver a su país por una invitación del Gobierno. Pero para poder rehabilitarlo, necesita cumplir una premisa: trabajar con su mujer en la fundación que ahora acoge a 1.000 niños. El conde húngaro alquilará cuatro habitaciones y dice sentirse "muy privilegiado. Es tan grande que en los 13 años que viví en él no logré conocerlo todo".-

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana