Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un programa de radio y un 'fanzine'

El programa de radio oficial de este clan es El paso, dirigido por Manolo Calderón, uno de los padres espirituales de la noche de Malasaña. "Pincho mucho punk melódico. Desde los Bum hasta los SmuggIers, además de los grupos de Malasaña".En su espacio de Onda Madrid predomina la música en inglés salvo excepciones, como los Elementos, unos de los pocos grupos del clan que cantan en castellano. También pincha power-pop, "esa música que gusta ahora a los antiguos babosos".

La música de estos grupos también encuentra cabida en Radio 3 y en algunas radios libres, como Radio Vallekas y Onda Verde. Este clan odia los 40 Principales y las radiofórmula.

El fanzine Ecos de Malasaña es su otro medio de expresión. Se puede decir que Ecos de Malasaña ha sido el "generador del resurgir de Malasaña", según afirma Turmix. En él se comentan noticias del barrio junto con las del mundo de la música de garaje. Su circuito de actuaciones es bastante reducido: Revólver, El Sol de Jardines, el Laboratorio, El Sol de Mayo y el Maravillas.

MÁS INFORMACIÓN

Entre sus fetiches figuran el billar -todo bar que se precie debe tener uno- y las calaveras -símbolo rockero por excelencia-.

Los que se fueron

"Hay mucha gente que ha mamado de Malasaña, pero que ahora reniegan de ella o intentan desvincularse", dice el director de El Paso. `Algunos dirigen ahora casas de discos, como Subterfuge", afirma.

Los Ronaldos nacieron en el Ágapo, y no lo han vuelto a pisar, según dicen los músicos del barrio. Gabinete Caligari, La Frontera, el escritor Juan Madrid, Los Costus, Almodóvar, Rossy de Palma, forman parte del pelotón de los escapados. "Nacho Campillo [líder de Tam Tam Go] me sustituyó como DJ de La Vía Láctea", dice Turmix, "y por poco hunde el local".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de mayo de 1994