Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Baltasar Garzón sera 'número dos' del PSOE por Madrid y candidato a un alto cargo

El juez Baltasar Garzón irá de número dos en la candidatura del PSOE por Madrid. El magistrado se entrevistó ayer con el presidente del Gobierno y aceptó que su nombre figure, tras Felipe González y por delante de Javier Solana, en la candidatura socialista por Madrid. El famoso juez de la Audiencia Nacional, instructor de causas tan polémicas como la de los GAL, se ha convertido así en baza electoral del PSOE con el golpe de efecto conseguido por el líder socialista. Pero Garzón no será el único independiente adscrito a las listas socialistas. La catedrática de Ética Victoria Camps ha sido incluida en la candidatura al Senado por Barcelona, mientras el magistrado Ventura Pérez Mariño encabezará la lista socialista al Congreso por Lugo.

MÁS INFORMACIÓN

González y Garzón sólo se han visto físicamente dos veces. La primera ocasión se produjo el pasado 27 de febrero y tuvo como escenario la localidad toledana de Quintos de la Mora. El presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, había convocado para ese sábado a varios altos cargos del PSOE y a destacados personajes de la zona para pasar unas horas en un ambiente campestre. A última hora, se sumó a la reunión Felipe González. Entre los numerosos comensales figuraban los jueces Garzón y Pérez Mariño, el pintor Antonio López o el líder de Greenpeace Xavier Pastor.A partir de aquel primer encuentro, Felipe González envió a Garzón -siempre a través de Bono- varios mensajes. El pasado fin de semana González hizo la última oferta: número dos en la lista por Madrid -inicialmente le había propuesto el tercer lugar-y la posibilidad de que el magistrado acabe ocupando una cartera ministerial, si los socialistas vuelven a formar Gobierno tras las elecciones.

Negociación en secreto

El lunes continuaron las conversaciones y ayer por la mañana se cerró el acuerdo en el encuentro de González con Garzón en La Moncloa, en el que también estuvieron presentes Ventura Pérez Mariño y Bono. En esta segunda entrevista no se mencionó el tema de posibles cargos futuros.

HastIL el lunes, la operación se había llevado con el mayor sigilo. Sólo algún dirigente socialista muy próximo a González, como el vicepresidente Narcís Serra o el ministro de Exteriores, Javier Solana, estaban informados.

Con la inclusión de Garzón, Pérez Mariño y Camps, González ha conseguido no sólo que tres personalidades independientes de prestigio acepten figurar en sus listas, sino un efecto sorpresa en la calle, en la oposición y hasta en las propias filas socialistas.

Miembros del comité de estrategia del PSOE manifestaron que esta decisión del secretario general confirma "la voluntad de abrir el partido a sectores más amplios de la sociedad". La popularidad de Garzón añade 11 otra imagen" a las candidaturas socialistas. Según fuentes socialistas, están descartadas más incorporaciones de independientes, aunque el comité de listas no cerrará las candidaturas hasta el. viernes.

La reacción dominante ayer fue de sorpresa ante la noticia de la aceptación de Garzón de participar en las listas del PSOE por Madrid. El ministro de Justicia, Tomás de la Quadra, admitió que le había sorprendido la noticia. El ministro del Interior, José Luis Corcuera, que ha mantenido numerosos enfrentamientos con Garzón, declaró: "¿Cómo me iba a sentar mal, si además de juez que trabaja es un demócrata?" El ex ministro del Interior, José Barrionuevo, quien mantuvo duros enfrentamientos con Garzón a raíz del proceso de los GAL, también manifestó su conformidad con la inclusión del juez en la candidatura, lo que, además, implica su desplazamiento de la cuarta a la quinta posición.

El ministro de Exteriores, Javier Solana, que se encontraba ayer en Detroit, acompañando a los Reyes, manifestó que "es una buena noticia que un buen juez, un juez demócrata se incorpore a la vida parlamentaria y que, además, lo haga a través del PSOE". "Mi puesto en la lista", añadió, "no me importa nada porque siempre he sido partidario de abrir el partido y que incorpore personalidades independientes".

Ayer, las reacciones en la Federación Socialista Madrileña no fueron homogéneas. La frialdad del guerrista José Acosta contrastaba con la alegría del renovador, Alejandro Cercas. Joaquín Leguina, presidente de la Comunidad de Madrid, calificó de "brillante" la operación. El ministro José Borrell aseguró que Garzón representa los mismos valores que el PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de abril de 1993

Más información

  • Gonzalez y el magistrado mantuvieron ayer en La Moncloa su segunda entrevista