ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 17 de junio de 1992

Dos testigos niegan que Pilar Miro se extralimitase en los presupuestos

Archivado en:

El ex director económico de RTVE y la interventora delegada de Hacienda en el Ente Público coincidieron ayer en que Pilar Miró no se extralimitó en los presupuestos, pese a incluir en ellos sus gastos de vestuario. La interventora insistió ante el tribunal en que no consideraba "adecuado" imputar a los presupuestos los gastos en ropa.

La interventora María Angustias Marugán atestiguó que Pilar Miró no se mostró muy de acuerdo con ella cuando le hizo ver que sus gastos en ropa no podían imputarse al presupuesto: "Ella decía que no tenía dinero suficiente para atender esos gastos y que no utilizaría esos vestidos si no fuera por su cargo. Le contesté que lo que podía hacer era subirse el sueldo".Más adelante se verificó oficialmente esta discrepancia en un escrito de la Intervención General del Estado en el que se decía que los casi cuatro millones de pesetas de gastos de vestuario no tenían cabida en los conceptos presupuestarios a los que fueron cargados. Respecto a los regalos institucionales a altos cargos, Marugán indicó que los obsequios se podían imputar "justificando para qué y para quién".

Ángel Turrión, que era interventor general del Estado en el Ministerio de Cultura, llegó a RTVE de la mano de Pilar Miró para desempeñar el cargo de director económico financiero. A preguntas de la fiscal, confirmó que la ex directora general le consultó sobre la posibilidad de atribuir sus gastos de vestuario al presupuesto del Ente. "Le expliqué que siempre quedaría un factor de incertidumbre porque esos gastos quedaban sujetos a la interpretación de organismos fiscalizadores que podrían considerar que no eran de estricto carácter institucional. Eso podría dar lugar a una discrepancia y, en su caso, a un reintegro de las cantidades, como así sucedió".

Duro interrogatorio

El acusador José Molina Samus y Turrión mantuvieron un duro enfrentamiento durante el interrogatorio. Molina, cargo de RTVE en la etapa de José María Calviño, trató de que Turrión reconociese que había cometido ¡legalidades en la justificación de gastos, a lo que éste contestó con argumentos técnicos. El presidente del tribunal, Félix Antonio Guevara, pidió al letrado que no hiciese preguntas "de cara a la galería".Posteriormente le retiró la palabra cuando el acusador, en tono alterado, dijo que no podía mantenerse tranquilo ante las respuestas del testigo. "Usted se queda tranquilo porque es su deber", le recordó Guevara. "A la orden, señoría", replicó el letrado. "Esa ironía sí que no se la consiento", replicó el presidente antes de retirarle la palabra.

En otro momento, Turrión reconoció que él fue uno de los beneficiados por la gratificación global de 6,4 millones de pesetas que Pilar Miró repartió entre altos cargos de dirección. La gratificación respondió al "esfuerzo de los trabajadores", según el director económico.

Tras el turno de la defensa, el presidente del tribunal volvió a conceder la palabra a Molina, quien insistió en que Turrión declarase los regalos que había recibido de Miró: un décimo de lotería, un jersey ("muy bonito", dijo), un aguafuerte con marco de plata y un regalo de Navidad que no recordaba.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana