Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona gana la Copa de Europa por vez primera en su historia

El Barcelona logró anoche el título más ansiado por los clubes europeos de fútbol. El histórico estadio londineríse de Werribley fue escenario de su victoria frente al Sampdoria de Génova (Italia) por 1 -0. Un gol del holandés Ronald Koeman, obtenido en la ejecución de una falta al borde del área en el minuto 112 del partido -segunda parte de la prórroga-, le dio por fin la Copa de Europa de campeones de Liga, el título ansiado durante décadas por el Barça.La tribuna, abarrotada de personalidades del deporte y de la política, y los 25.000 barcelonistas que acompañaban al equipo mantuvieron el alma en vilo durante los 120 minutos que duró el partido. A pesar del escueto resultado y de lo trabajoso de su obtención, el Barga y el Sampdoria tuvieron varias oportunidades claras de gol. El barcelonista Stoichkov estrelló un balón en un poste, y el Italiano Vialli no consiguió por muy poco introducir el balón en la red azulgrana.

Ambos equipos jugaron atenazados por los nervios, pero hubo ambiente, emoción a raudales y un final de apoteosis barcelonista.

En Barcelona, el gol de la victoria fue recibido con centenares de cohetes. Al final del partido, las manifestaciones de satisfacción se percibían en todos los barrios. Millares de barceloneses se concentraron en la Rambla, como ocurre tras las grandes celebraciones deportivas.

El entrenador de equipo catalán, el holandés Johan Cruyff, dijo al terminar la final: "Hoy es el día más importante en la historia del Barcelona para una afición que ha sufrido durante más de 90 años".

Ésta es la primera ocasión en que el FC Barcelona logra el principal trofeo de Europa, que no ganaba un club español desde 1966, año en que lo consiguió por sexta vez el Real Madrid.

Curiosamente, los jugadores del Barca obtuvieron su copa más importante sin poder vestir la camiseta azulgrana. Por similitud de los colores, ambos equipos tuvieron que cambiar de indumentaria, y el Barcelona lució camiseta color naranja.

Páginas 47 a 49 Editorial en la página 14

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de mayo de 1992

Más información

  • Cohetes y desbordamiento de alegría en la capital catalana