Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATÁSTROFE EN SEVILLA

Los responsables de la muestra dicen que la causa quizá no se conozca nunca

El presidente de la Sociedad Estatal Expo 92, Jacinto Pellón, afirmó ayer que es muy posible que las causas de fuego que quemó el Pabellón de los Descubrimientos no se conozcan nunca. Pellón añadió que se analizan las hipótesis del cortocircuito y la chispa de soldadura, pero que se trata de un accidente de construcción difícilmente determinable. En todo caso, Pellón y el ministro de Relaciones con las Cortes, Virgilio Zapatero, descartaron la posibilidad de que el siniestro haya sido consecuencia de una acción terrorista.El titular de Relaciones con las Cortes, quien nada más conocerse el incendio viajó a Sevilla, comparecerá la próxima semana ante la comisión de Régimen de las Administraciones Públicas del Congreso para proporcionar los datos del siniestro.

El comisario general de la Expo 92, Emilio Casinello, quien se enteró del incendio en Frankfurt (Alemania), afirmó, minutos antes de partir con urgencia hacia Madrid: "LaExpo tenía 96 pabellones y ahora tiene 95. En cualquier caso se abrirá puntualmente el 20 de abril". "Alguna vez hay que hacer la historia frente a la adversidad. No es tiempo de flaqueza", añadió.

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, que se encuentra en Albertville (Francia) para promocionar los próximos Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino de Granada, calificó el incendio de "accidente desgraciado" e hizo una "llamada a la prudencia para que este incidente no sea utilizado políticamente por nadie".

Desde que se iniciaron las obras se han registrado cinco incendios en el recinto. La historia comenzó con un incendio en el pabellón de Italia, el 5 de julio del pasado año. La causa del siniestro fue una chispa de soldadura que cayó sobre material plástico. Ni la estructura ni las 200 personas que trabajaban en el pabellón sufrieron daños.

También fueron restos de soldadura los que motivaron, el pasado 21 de noviembre, que tres tirantes del espectacular puente del Alamillo quedaran prácticamente destruidos. El pabellón de Aragón y el del Futuro sufrieron también pequeños incendios.

Ante los Ojos del presidente de la Comisión del V Centenario, Luis Yáñez, y de la Sociedad Estatal Expo 92 se produjo el hundimiento de la réplica de la nao

Victoria, apenas 20 minutos después de su botadura en Isla Cristina (Huelva).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de febrero de 1992