Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clinton niega haber mantenido relaciones adúlteras

Bill Clinton, gobernador de Arkansas y el candidato demócrata con más probabifidades de alcanzar la nominación de su partido para luchar por la presidencia de Estados Unidos, sigue desmintiendo una y otra vez haber mantenido relaciones adúlteras. Clinton, al que las encuestas colocan en la primera posición de los aspirantes demócratas, ha sufrido un retroceso en popularidad, según las sondeos. A tres semanas escasas de que se inicien las primarias de New Hampshire, el gobernador demócrata sólo puede hacer lo que está haciendo: desmentir una y otra vez las acusaciones de adúltero y aparecer en público con su esposa, cogidos de la mano, el mayor número de veces posible.

Larry Nichols es el hombre que acusa ahora a Clinton de haber mantenido relaciones extramatrimoniales. Se trata de un funcionarlo de Arkansas despedido en 1988 por mal uso de los teléfonos estatales. Ahora se está vengando del gobernador de la forma más cruel que uno puede imaginar en periodo electoral: rompiendo su imagen. El denunciante ha explicado que Clinton ha mantenido muchas relaciones adúlteras. Ha dicho también que no miente y prueba de ello es que no ha aceptado las numerosas ofertas de revistas y de mujeres que, a cambio de dinero, están dispuestas a fabricar historias.

Clinton, que ayer tenía previsto aparecer en el programa 60 minutos, de la cadena CBS, para explicar junto a su esposa Hillary que su vida conyugal no se ha visto jamás interrumpida por aventuras adúlteras, participó el sábado en un encuentro con los otros candidatos demócratas en Washington. A La audiencia estaba especialmente sensible. El pasado viernes Clinton firmó la ejecución de Ricky Ray Rector, un retrasado mental de raza negra acusado de matar a un policía. Pero no es un tema tan crucial como el de la pena de muerte lo que preocupa al candidato. La revista ultrasensacionalista Start publicará esta semana la segunda entrega de su presunta historia amorosa con la cabaretera Jennifer Flowers, quien sigue manteniendo que tuvo relaciones amorosas con Clinton durante 12 años. Flowers reconoce haber recibido una importante cantidad de dinero por contar su historia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de enero de 1992

Más información

  • El candidato demócrata a la presidencia de EE UU ve caer su popularidad