Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba la 'ley Corcuera' en un tenso debate que concluyó en abucheos

Minutos de pataleos, aplausos e insultos pusieron ayer punto final al debate sobre la polémica Ley de Seguridad Ciudadana en el Congreso de los Diputados. Pero el origen del escándalo, probablemente el mayor en la reciente historia del Parlamento español, no fue el contenido del proyecto, sino un violento rifirrafe entre el ex vicepresidente Alfonso Guerra el portavoz del Grupo Popular, Federico Trillo. Este se refirió a Guerra como "difamador" y el número dos del PSOE dijo lamentar que el PP no tuviera "alguien con más alta catadura moral" que Trillo para hablar en el Parlamento.

La trifulca parlamentaria tuvo su origen en el comentario del ministro del Interior, José Luis Corcuera, al afirmar que al menos dos diputados del PP le habían dicho que estaban de acuerdo con el proyecto de Ley de Seguridad. Trillo, visiblemente airado, subió al estrado y dijo que creía que "la insinuación, la difamación y la maledicencia" habían desaparecido del actual Gobierno tras la salida del mismo de Alfonso Guerra. Por alusiones, Guerra pidió la palabra para lamentar que no hubiera alguien con "más alta catadura moral" que Trillo para hablar en nombre del partido conservador. Las frases de uno y otro fueron seguidas de tumultos producidos por los aplausos, silbidos, abucheos y pataleos de los diputados -del PP o PSOE, según quién hablaba-Las palabras de Guerra provocaron una enorme tensíón en las filas del PP, hasta el punto que su dirigente Rodrigo Rato exigió que la frase del ex vicepresidente fuera eliminada del diario de sesiones.

Con anteriodad al escándalo, Trillo se había dirigido a Corcuera con estas palabras y había asegurado: "La gente tiene miedo ante la Ley de Seguridad Ciudadana, y usted tiene ira. Guárdesela". Trillo quiso resumir así el rechazo social que, en su opinión, experimenta la opinión pública española ante la ley Corcuera.

El debate ya había originado otros intercambios agrios de comentarios. Así, Corcuera llegó a decir que la oposición "no lee", y agregó: "Con una enciclopedia en las manos, pero con los brazos en cruz les ponía yo a ustedes para que aprendieran".

Una vez serenados los ánimos, la votación sobre el proyecto de ley arrojó el siguiente resultado: 187 votos a favor (grupos Socialista, Vasco, Catalán y alguno del Mixto), 107 en contra (PP, Izquierda Unida, CDS y varios del Mixto) y una abstención.

Páginas 17 a 19

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de noviembre de 1991

Más información

  • Trillo califica a Guerra de difamador y éste atribuye poca "catadura moral" al diputado popular