ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 28 de agosto de 1991

Pérez de Cuéllar confía en que se mantenga el alto el fuego y el referéndum en el Sáhara

  • El secretario general de la ONU se reúne en Ginebra con dirigentes polisarios

El secretario general de la ONU, Pérez de Cuéllar, expresó ayer en Ginebra su confianza en que sus "esfuerzos" logren restablecer la paz en el Sáhara y "creen un ambiente de confianza favorable" para el mantenimiento del alto el fuego, fijado para el 6 de septiembre, y la realización del referéndum de autodeterminación de enero. Pérez de Cuéllar efectuó sus declaraciones poco después de reunirse ayer con representantes del Frente Polisario. Ambas partes analizaron la situación creada por la ofensiva militar desencadenada por Marruecos a principios de este mes contra las posiciones del movimiento de liberación saharui. Según informes polisarios, Marruecos continuó ayer su avance y se cobró cinco nuevas víctimas.Según declaró a este el secretario general de la ONU, la organización mantiene la fecha del 6 de septiembre como punto de partida de la fase final del plan de paz para zanjar el conflicto que, desde hace 17 años, enfrenta a Marruecos y el Frente Polisario, que lucha por la independencia de la ex colonia española. "El 6 de septiembre comienza el cese del fuego y nosotros iremos avanzando hacia la plena ejecución del plan de paz que no sólo ha sido aprobado por las dos partes implicadas en el conflicto sino también por el Consejo de Seguridad" añadió.

Pérez de Cuéllar se refirió a la conversación telefónica mantenida la noche anterior con el ministro de Exteriores español, Francisco Fernández Ordóñez, al subrayar que la tensión en la zona ha disminuido". "Como le dije a Ordóñez, que se interesaba por la situación, estoy haciendo toda clase de esfuerzos para lograr la realización del referéndum y, de verdad, tengo confianza en que la situación se va a calmar y vamos a poder proseguir con nuestro plan de paz", aseguró.

Añadió que su optimismo se basa en sus "llamamientos públicos y privados" a las partes en el conflicto.

Pérez de Cuéllar restó importancia a los informes procedentes del propio Frente Polisario, según los cuales la ofensiva militar marroquí continua contra los llamados territorios liberados bajo su control. También restó importancia a las noticias que señalan un balance de víctimas civiles superior a la veintena. "El problema es que la ONU no tiene una presencia en la zona, y no podemos tomar decisiones en base a lo que digan los diarios. En cuanto se establezca el alto el fuego estaremos en condiciones de dar información directa", agregó. Añadió que "no tiene pruebas" sobre la "supuesta invasión marroquí ni de los supuestos numerosos muertos".

"La situación es delicada", precisó, pero su seguridad de que el proceso de paz va a continuar según lo previsto es tal que excluye tajantemente la posibilidad de tener que recurrir a una resolución del Consejo de Seguridad para la aplicación del plan de paz.

Sobre las explicaciones dadas el lunes por Marruecos a la decisión de Hassan II de aplazar el plan de paz y poner en marcha una ofensiva militar, Pérez de Cuéllar dijo que "en estos casos nadie acepta su error". "Si les preguntamos a ellos [los marroquíes] van a decir que respondieron a una provocación del Polisario, y viceversa. Por eso es tan importante tener fuentes de información propias y no dudo de que las tendremos pronto".

El optimismo de Pérez de Cuéllar fue compartido por Bachir Mustafá Yased, responsable del Frente Polisario para las negociaciones relacionadas con la Minulso (los cascos azules para el Sáhara), quien encabezaba la delegación que se encontró durante una hora con el secretario general de las Naciones Unidas.

Bachir calificó la entrevista de "breve, cordial y constructiva". "Tras este encuentro, el Polisario sale reforzado en su convicción de que las perspectivas de un arreglo pacífico siguen abiertas", añadió el dirigente.

Confirmó la destrucción de Bir Lahlu, la capital simbólica del Sáhara libre, por parte de las tropas marroquíes, que ayer continuaron su ofensiva con la toma de Tifariti, donde los bombardeos costaron la vida a cinco civiles saharuis.

Según sus informaciones, las fuerzas marroquíes continuaban su marcha hacia Mejik, adonde se espera lleguen hoy. Pese a ello, aseguró que "el Frente Polisario sigue en su línea de tolerancia y moderación y "hará todo lo posible para respetar el calendario del proceso de paz y, obviamente, el 6 de septiembre como fecha crucial de alto el fuego".

Por otra parte, el presidente en funciones de Canarias, Manuel Hermoso Rojas, de Agrupaciones Independientes de Canarias (AIC), mostró en un comunicado de prensa su "preocupación" por la escalada bélica en el Sáhara Occidental, informa Carmelo Martín. Hermoso dijo que los bombardeos marroquíes a los pozos de agua próximos a los asentamientos saharauis ponen en peligro la vida de centenares de personas debido a "las escasas posibilidades de sobrevivir sin agua en el desierto". El presidente canario inicia hoy contactos con las dos partes para informar posteriormente al Ejecutivo autonómico de la situación en el área de conflicto.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana