Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mujeres de la RFA piden que se apliquen las leyes que protegen, a la mujer en la RDA

Un sorprendente frente integrado por feministas radicales y militantes de la democracia cristiana de la República Federal de Alemania (RFA) ha solicitado al Gobierno de Bonn que aplique las leyes que protegen los derechos de las mujeres en Alemania Oriental (RDA).El código penal de la RFA considera al aborto un hecho criminal a no ser que el médico lo autorice en casos graves corno violación o que peligre la vida de la madre. Por el contrario, las leyes de la RDA garantizan el derecho al aborto libre en los primeros tres meses de embarazo.

"Obtener autorización para abortar se ha convertido en algo muy difícil en los últimos años", señala Georg Gerten, un médico de Aquisgrán. El Gobierno de centro derecha de Alemania Occidental, en el poder desde 1982, y la poderosa Iglesia Católica han conseguido imponer fuertes restricciones a la interrupción del embarazo. Los médicos se muestran muy cautelosos desde que un compañero en Baviera fué condenado a dos años y medio de cárcel el año pasado y separado de la profesión durante tres años por practicar abortos sin permiso. "Esta condena causó un gran impacto porque Gerten no era el único que los hacía" dijo una colega de Bonn.

Mientras se debate esta cuestión en la RFA, Alemania Oriental ha registrado un auge de los abortos. Muchas mujeres que desearían tener más hijos acuden a abortar por temor a perder sus trabajos en cuanto se produzca la reunificación. No sólo temen a las leyes de la RFA sino al desempleo y al desmantelamiento de los servicios sociales que se les ha prestado hasta ahora a las madres. En la RDA las plazas en jardín de infancia, el salario y la reserva del puesto de trabajo están garantizadas para las madres trabajadoras. Según datos oficiales en la RDA se practicaron el pasado año 73.000 abortos, mientras en la RFA, con una población cuatro veces superior, se produjeron 75.297. La presidenta de la asociación de médicos alemanas teme que hasta que se produzca la reunificación, se registrará un imparable, indigno y peligroso turismo para abortar de la RFA a Alemania del Este.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de junio de 1990