Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
TERRORISMO EN GALICIA

Los GRAPO 'renacen' con un asesinato en un día negro en Galicia

Tres asesinos, que se hicieron pasar por lloristas, llamaron ayer a la puerta del empresario gallego Claudio San Martín, ex presidente de Caixa Galicia, y le mataron a tiros en su casa de La Coruña. La policía cree que se trata de miembros de los GRAPO. Once horas antes había saltado por los aires parte del chalé que Manuel Fraga, eurodiputado de AP, tiene en Perbes (La Coruña). En este caso, la policía atribuye el atentado al Exército Guerrilleiro do Pobo Galego Ceibe (EGPGC). Los servicios de seguridad manejan ya cinco nombres de supuestos miembros de los GRAPO como sospechosos del asesinato.

Fuentes de Interior han descartado cualquier móvil de robo en el asesinato del empresario, y las investigaciones apuntan a un comando -dos mujeres y un hombre- de los GRAPO (Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre). Fuentes de Interior señalaron ayer que San Martín fue amenazado hace cerca de cuatro años por este grupo terrorista. Desde entonces contó con protección policial hasta enero pasado, cuando abandonó la presidencia de Caixa Galicia.La hipótesis de la responsabilidad de los GRAPO en el atentado es tan seria en medios de la Brigada de Información de Galicia que incluso ayer ya manejaban las supuestas identidades de los terroristas.

Así, fuentes de esta brigada señalaron que "aún no hay identificaciones plenamente seguras" de los miembros del comando de los GRAPO, aunque "el hombre podría ser Laureano Ortega Ortega", y las dos mujeres podrían estar entre los siguientes nombres: María Jesús Romero Vega, María Rosario Narváez Cernero y Gloria Vázquez Estévez, "sin descartar a Encarnación León Lara".

Por otra parte, fuentes de Interior señalaron al EGPGC como responsable de la voladura del chalé del presidente de Alianza Popular de Galicia en Perbes. Este grupo terrorista, que en el último año ha intensificado sus acciones, "mantiene serios contactos" con las Fuerzas Populares Veinticinco de Abril de Portugal, según indicaron estas últimas fuentes.

Pasa a la página 15

La policía muestra a los vecinos del empresario asesinado fotografías de miembros de los GRAPO

Viene de la primera páginaFuentes de la Brigada de Información de Galicia aseguraron ayer a este periódico que incluso alguno de los supuestos miembros de los GRAPO a los que se considera como posibles autores del atentado habían sido vistos por Galicia recientemente. Los funcionarios de dicha brigada estuvieron enseñando ayer a los vecinos del asesinado fotografías de los terroristas citados para tratar de confirmar las identidades.

También se ha tomado declaración a la viuda de San Martín, que mantuvo un forcejeo con una de las mujeres del comando. La viuda, sin embargo, no logró identificar a los autores, aunque también en fuentes policiales se precisó que su estado era delicado y tampoco fijó claramente los rostros de los asesinos. Estas fuentes añadieron que la viuda presentaba en la tarde de ayer un fuerte choque emocional por los sucedido.

El atentado contra el empresario San Martín sucedió sobre las tres de la tarde de ayer en la puerta de su domicilio de la calle Sánchez Bregua, en La Coruña. Tres individuos, dos mujeres y un hombre, llamaron minutos antes por el telefonillo y aseguraron portar un ramo de flores de la empresa Interflora, por lo que les fue abierta la entrada en el portal del inmueble.

Una vez llegados al segundo piso les abrió la puerta del domicilio la mujer de Claudio San Martín. Los miembros del comando requirieron entonces, en medio de un cierto forcejeo, la presencia de su marido. Una vez llegado éste, los tres individuos, que portaban armas cortas, le dispararon sin mediar palabra. El comando realizó cuatro disparos, alcanzando al empresario tres balas, una de ellas en el cuello, necesariamente mortal.

Aparente serenidad

Vecinos del inmueble han declarado que vieron salir a los asesinos con aparente serenidad, subiendo a un vehículo que estaba estacionado en segunda fila. Los terroristas abandonaron la zona en dirección a la zona del Obelisco de la capital coruñesa.

Claudio San Martín, uno de los empresarios más populares de La Coruña, tenía 54 años, estaba casado, tenía tres hijas y no se le conocía militancia o simpatía política alguna. San Martín era presidente del consejo de administración de una cadena de supermercados y de un grupo de distribución alimentario. Además, el empresario ocupaba la vicepresidencia de la Cámara de Comercio coruñesa.

El fallecido fue miembro del Consejo de Administración de Caixa Galicia hasta que en junio de 1981 accedió a la Presidencia de la entidad, cargo que ocupó hasta enero de 1988. Al frente de la Caixa dirigió el proceso de concentración de cuatro cajas de ahorro gallegas. San Martín era hijo y nieto de pequeños comerciantes de ultramarinos. Tras estudiar la carrera de Derecho creó, junto a un hermano, la cadena de supermercados Claudio, origen de sus negocios.

Pese a que la policía tiene la convicción de la responsabilidad de la autoría de los GRAPO en el atentado, ninguna de las personalidades que ayer visitaron el domicilio del empresario muerto quiso confirmar dicha autoría oficialmente. Igualmente, en la Secretaría de Estado para la Seguridad tampoco se quiso ofrecer una confirmación, aunque un portavoz señaló que los indicios apuntaban a los GRAPO.

Así, el gobernador civil de La Coruña, Andrés Moreno Aguilar, que llegó al domicilio al poco tiempo de producirse el hecho, acompañado del delegado del Gobierno en Galicia, Domingo García Saavedra, y del jefe superior de Policía, Alfredo Carballo Rodríguez, señaló que no había datos para establecer siquiera si el asesinato era obra de un comando terrorista, informa desde La Coruña Xose María Palmeiro El atentado aún no había sido reivindicado a primera hora de la madrugada de hoy.

Amenazas de los GRAPO

Claudio San Martín había sido objeto de amenazas por parte de los GRAPO hace unos cuatro años -situación que no había trascendido- por lo que tuvo protección oficial hasta su cese en la Presidencia de Caixa Galicia hace pocos meses, fecha en la que había renunciado a la escolta. El jefe de seguridad de la entidad, Vázquez Liniero, afirmó ayer que San Martín "no estaba más amenazado que otra persona de su situación".

Los GRAPO, pese a que fueron practicamente desarticulados en 1985, reiniciaron en el verano pasado su reestructuración y el 9 de julio un comando tiroteó la Comisaría de Zaidía en Valencia, resultando gravemente herido el policía que hacía guardia en la entrada de la dependencia Policial. Las armas con que contaron en aquella ocasión fueron robadas en un local de la Policía Municipal malagueña.

Posteriormente el 10 de diciembre de 1987 fueron detenidos en Oviedo los GRAPO Ramón Foncubierta Ariza y Ana María García Rueda que planeabana diversos secuestros y atentados. La policía descubrió entonces que los dos terroristas disponían de una infraestructura compuesta por tres pisos: en Gijón, Luanco y Valladolid. El comando pretendía centrar sus actividades en secuestros de industriales con objeto de obtener fondos para la organización.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de mayo de 1988

Más información