Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primer París-Dakar sin Thierry Sabine

El 'rally' africano inicia mañana su novena edición

Casi 600 participantes, 585 exactamente, iniciarán mañana, poco después de haber ingerido las 12 uvas de fin de año, el IX Rally París-Dakar, la prueba africana que en la pasada edición perdió a su creador, el francés Thierry Sabine. Los pilotos participarán hoy en un prólogo entre Cergy y Pontoise, en los alrededores de París. La carrera, que por primera vez no cuenta con participantes exóticos, se abrirá con una pregunta en la mente de todos los corredores: "¿Quién me buscará cuando me pierda?". La Thierry Sabine Organisation (TSO) ha seguido organizando la prueba, pero todos coinciden en señalar que una nube de incertidumbre planea sobre el recorrido. Los participantes embarcarán mañana en Barcelona.

Esta edición se presenta como la más profesionalizada de cuantas se han disputado, pese a que las dos grandes firmas alemanas, BMW (motos) y Porsche (coches), no presentarán equipos.Tras la copa de champaña de esta noche, 13.000 kilómetros inolvidables para todos los participantes. Como ha contado el francés Rene Metge, ganador en la última edición con Porsche y ahora principal artífice del trazado del nuevo rally, "más arena, mucha más navegación a brújula, ningún tipo de ayuda, y una media de 700 kilómetros dianos". Metge ha formado equipo con el padre de Sabine, Gilbert, y Patrick Verdois, otro socio.

Los participantes se pregunten antes de tomar la salida quién irá en su ayuda en caso de despiste. Thierry podía ser un loco, un iluminado, pero siempre aparecía con su helicóptero en los momentos cruciales. Fue precisamente en uno de esos vuelos donde encontró la muerte. "Si me pierdo en medio de una tormenta de arena", se preguntaba recientemente Phillipe Fenouill, uno de los pilotos veteranos de esta prueba, "¿quién me buscará? ¿Gilbert Sabine, que sólo ha participado en una carrera de aficionados en 1953? ¿Patrick Verdois, que sabrá mucho de contabilidad pero no tiene ni idea de lo que es una brújula? o René Metge, que siempre se ha guiado con los libros de ruta que reaaaba el propio Sabine".

La carrera, que suele proporcionar cerca de 250 millones de pesetas de beneficio a TSO, cuenta este año con numerosos favoritos tanto en el apartado de coches como en el de motos. En coches están los Peugeot de Ari Vatanen (Finlandia), Andrea Zanussi (Italia) y Shekhar Melita (Kenia). Curiosamente, a los tradicionales 205 Turbo 16 han tenido que partirlos por la mitad y alargarlos 30 centímetros para equiparlos de depósitos de 400 litros de gasolina. Junto a ellos estará, por ejemplo, los Mitsubishi Pajero -uno de ellos conducido por Fenouill-, los Toyota -en manos de Henri Pescarolo (Francia), el belga Joe Robert, ex campeón del mundo de motocross-, los Range Rover -capitaneados por el piloto de Fórmula 1, el francés Patrick Tambay y su compatriota Patrick Zanirolli, vencedor en 1985- y los Lada, de la mano del belga Jacky Ickx. La batalla en motos no será menor. El francés Cyril Neveu (ganador en 1979, 1980, 1982 y 1986) encabeza el reparto con Honda.

La participación española este año es muy numerosa. Salvador Cañellas, Juan Porcar, Jaime Torrents y José Racionero, con Range Rover; Jorge Babler y Miguel Prieto, con Nissan Patrol, y Carlos Del Val, con Pegaso. Y siete motos: Carlos Mas (Yamaha), Juan Regás, José M. Pibernat, Juan Hernández y Agustín Fernández (Suzuki), y José Luis Álvarez y Oriol Taulé (Honda).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de diciembre de 1986