ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 20 de diciembre de 1986

Todos los medios de comunicacion de Colombia enmudecen por la muerte del director de 'El Espectador'

El silencio reinó ayer en Colombia. Por primera vez en la historia del país, no hubo ni Prensa, ni radio, ni televisión. En esta jornada, programada como protesta de los periodistas por el asesinato del director del diario El Espectador, Guillermo Cano, sólo encendieron sus transmisores tres de las 485 emisoras que existen en todo el territorio nacional: la radiodifusora nacional, que por ley no puede suspender la programación, y dos estaciones de la ciudad de Manizales, que son las que activan la alarma del volcán del Ruiz. Pero estas tres sólo emitieron música fúnebre durante las últimas 24 horas.

más información

En vez de su rutina de trabajo en la sala de Redacción, los periodistas salieron ayer a las calles de las diferentes ciudades a protestar, pues se sienten amenazados. En Bogotá, más de 10.000 personas, entre trabajadores de la Prensa y mujeres vestidas de luto que se unieron a la manifestación, llenaron la plaza de Bolívar.Allí, María Teresa Herrán, presidenta del Círculo de Periodistas de Bogotá, leyó una frase del último editorial escrito por el director de El Espectador: "Así como hay fenómenos que compulsan al desaliento y la desesperanza, no vacilo un instante en señalar que el talante colombiano será capaz de avanzar hacia una sociedad más igualitaria, más justa, más honesta y más próspera".

La periodista pidió a sus colegas que recogieran la bandera de Guillermo Cano y exigió, en nombre de toda la profesión, investigaciones exhaustivas y sanciones drásticas para los autores del asesinato de 25 periodistas que han muerto en el ejercicio de su profesión en los últimos años.

"Un país sin Prensa es un país sin futuro", fue el grito de 50.000 personas en la plaza de Bolívar.

En verdad, hace mucho tiempo que no se sentía un clamor que uniera a tantos colombianos. Es como si de repente todos sintieran la verdad de la violencia que desde hace años azota el país. Anteayer, mientras el féretro de Guillermo Cano descendía a la tumba, se escucharon las voces de los asistentes, que gritaban: "No más asesinatos", "paz, paz" y "abajo el narcotráfico".

El país, como dijo el presidente Virgilio Barco, está de luto y está indignado. Darío Castrillón, en la última oración ante el cadáver del periodista, aseguró: "No quisieron matar a un hombre, sino matar la verdad, y la verdad no muere".

A las cero horas de ayer, los directores de periódicos y de los noticieros de radio y televisión realizaron un trabajo conjunto en el que explicaron los motivos de la jornada de silencio. "Es la lucha entre la nobleza que encarnaba Guillermo Cano y la violencia y la corrupción que encarna el narcotráfico", afirmó Hernando Santos, director de El Tiempo, el diario más importante del país.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana