ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 22 de noviembre de 1986
LA DECISIÓN JUDICIAL SOBRE BANCA CATALANA

El presidente del pleno afirma que se dejaron de lado los aspectos políticos

El pleno de la Audiencia Territorial de Barcelona decidió ayer, por 33 votos contra ocho, no procesar al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, por su supuesta implicación en el caso Banca Catalana y remitir el sumario a un juzgado de instrucción, donde se deberá decidir sobre el procesamiento de los otros 16 querellados. El fallo de la Audiencia cuenta con tres votos reservados, a los que se podría sumar la totalidad de los disidentes. Jordi Pujol, en un mensaje institucional trasmitido por TV-3, felicitó, al pueblo catalán porque la Generalitat y su presidente "se han liberado de una gran presión". La resolución ha sido recibida con satisfacción por los partidos de oposición a los socialistas.

El presidente de la Audiencia, Jaume Amigó de Bonet, informó públicamente, al finalizar la sesión, que la exculpación de Jordi Pujol se había decidido por 33 votos contra ocho. Amigó subrayó que al adoptar la decisión se habían dejado de lado los aspectos políticos del caso.Después de decir que no había lugar para el procesamiento, agregó "por el momento". A preguntas de los periodistas, aclaró esta expresión: "No podemos adivinar el futuro. ii en el sumarío ordinario [que se seguirá contra los restantes 16 acusados] aparecen nuevos hechos [que involucren a Pujol], el caso podría volver al pleno". .

El magistrado dijo que los fiscales sólo pueden presentar recurso ante el propio pleno. "No cabe, a mi entender -y existen ya precedentes-, un recurso ante el Supremo", y señaló que esto se debe a que el pleno ha actuado como Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Amigó de Bonet subrayó que este acuerdo de la Audiencia sólo afecta a Pujol. Respecto a los otros 16 ex directivos de Catalana objeto de querella, "el pleno no prejuzgó nada", según el magistrado. Su caso pasa a un juzgado de instrucción para que decida sobre si deben ser procesados.

El próximo martes el pleno se reunirá de nuevo para conocer el borrador de la redacción del auto, que elaborará el ponente. A partir de que este texto sea público, los fiscales dispondrán de "tres o cinco días" -Amigó no recordaba el plazo legal- para presentar recurso.

Jaume Amigó afirmó: "Se ha actuado en justicia, dejando absolutametite de lado las circunstancias políticas del caso". Explicó que el pleno se había limitado a examinar el caso desde la óptica del Derecho, y con tono enérgico concluyó: "No ha habido presiones políticas; hemos sido totalmente libres".

En el mismo lugar Joan Piqué Vidal, coordinador del equipo de defensores, calificó la decisión de "muy positiva", señalando que la diferencia de votos había sido "apabullante".

Una sala histórica

El pleno, que tenía previsto reunirse en la antigua capilla del Palacio de Justicia, lo hizo finalmente en otra sala, la antigua sede del Tribunal de Casación de Cataluña durante la Il República. Algunos magistrados habían pedido que no se hiciera en la capilla por problemas de calefacción. Una hora antes de que se iniciara la sesión, algunos magistrados estudiaban todavía el caso y tomaban notas. Un funcionario judicial comentó, en tono desenfadado, que esa actitud era muy Aimilar a la de los malos estudiantes, que esperan hasta el último momento para repasar los textos antes de iniciar un examen.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana