ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 1 de marzo de 1985
El debate del 'caso Flick'

El Congreso absuelve a Felipe González en el 'caso Flick'

El Congreso de los Diputados absolvió a Felipe González, presidente del Gobierno, de la imputación de haber recibido del diputado socialdemócrata de Alemania Occidental Hans Juergen Wischnewski una maleta repleta de marcos procedentes del consorcio alemán Flick. Doscientos sesenta y tres diputados votaron a favor de esta conclusión, contenida en todos los votos particulares de los miembros de la comisión de investigación del caso Flick. Coalición Popular sí votó en contra de la resolución que niega la existencia de pruebas que demuestren que tanto González como el PSOE hayan recibido dinero del consorcio alemán occidental.

La Cámara baja se puso de acuerdo para calificar de falsas las iniciales declaraciones del diputado socialdemócrata Peter Struck según las cuales había entregado Wischnewski a González una maleta con dinero alemán occidental. Todos los votos particulares de los grupos representados en la comisión contenían esta afirmación, pero, junto a los 263 votos favorables, hubo siete en contra, ocho abstenciones y uno nulo, probablemente a causa de despistes. La comisión Flick, denominada así la encargada de fiscalizar las cuentas de los partidos políticos, ha estudiado las presuntas ramificaciones del caso Flick en España. Este escándalo surgió en Alemania Occidental por los presuntos sobornos a políticos efectuados por el consorcio de ese nombre a cambio de supuestos beneficios fiscales. Este caso originó en la RFA las dimisiones de Otto Lambsdorff, ministro de Economía, liberal (FDP), y de Rainer Barzel, presidente del Parlamento, democristiano (CDU).

El Pleno del Congreso de ayer aprobó las cuatro conclusiones elaboradas en la comisión Flick que firmaron conjuntamente el Grupo Socialista y el Grupo Vasco. Fueron rechazadas todas las demás, votadas separadamente, excepto la que contenía lo referente a la falsedad de lo manifestado por Struck. Las cuatro conclusiones aprobadas fueron las siguientes:

1. La investigación ha puesto de manifiesto que son falsas las declaraciones -desmentidas en España, pero no en la RFA- del diputado alemán occidental Struck, publicadas por Spoo en el Frankfürter Rundschau y reproducidas por Popescu en La Vanguardia, según las cuales el diputado Wischnewski había traído dinero en una maleta a Felipe González.

2. No existe prueba alguna de que Felipe González o el PSOE hayan recibido dinero de Flick.

3. Desde la legalización del PSOE no ha existido colaboración económica entre este partido y el Partido Socialdemócrata alemán occidental, y no es cierto que el PSOE haya recibido financiación alemana occidental para las campañas electorales.

4. De conformidad con lo acordado por el Pleno del Congreso de los Diputados, al aprobar en su sesión del pasado 14 de noviembre la proposición no de ley del Grupo Socialista que proponía la constitución de la Comisión de Investigación de la Financiación de los Partidos Políticos, ésta continuará sus trabajos y tendrá en cuenta para sus futuras conclusiones lo actuado hasta la fecha y no recogido en las anteriores que hoy se acuerdan.

Las tres últimas resoluciones contaron con los votos en contra de la Coalición Popular, Centristas y la Minoría Catalana.

El punto fuerte del debate lo ofreció el conservador José María Ruiz Gallardón, al sostener la necesidad de que el presidente del Gobierno español se querelle por calumnias e injurias contra Struck. Los socialistas, por boca de su portavoz, Eduardo Martín Toval, entendieron que González ya ha recibido la debida satisfacción, puesto que se ha producido la rectificación pública.

El PSOE recibe dinero Ruiz Gallardón sostuvo que el PSOE recibe directa o indirectamente dinero de Alemania Occidental mediante las fundaciones Pablo Iglesias y Largo Caballero, y, que, por tanto, Felipe González no dijo toda la verdad en el Pleno del 14 de noviembre. El diputado conservador reconoció que Wischnewski nunca entregó una maleta con 2,7 millones de marcos (unos 150 millones de pesetas) a González, y que lo probable es que los perceptores de la ayuda alemana occidental, que sí llegó, no supieran que procedía del consorcio Flick. No obstante, Ruiz Gallardón recordó que Alfred Nau, presidente en 1976 de la Fundación Friedrich Ebert y tesorero del Partido Socialdemócrata alemán occidental (SPD), sí le pidió dinero al ex gerente del consorcio Flick Gunter Max Megen, como ha quedado probado. Ruiz Gallardón centró la colaboración hasta 1982, al señalar que la fundación Ebert en España hizo varias encuestas de opinión y se las entregó a sus homólogas socialistas.

El comunista Santiago Carrillo, en representación del Grupo Mixto, tras reconocer que el honor del presidente del Gobierno ha quedado a salvo, recordó que Struck sigue sin rectificar en Alemania Occidental. Al citar antecedentes de los hechos, hizo mención al pasado nazi de Friedrich Karl Flipk, de 57 años, propietario del consorcio, que fue condenado a ocho años de cárcel en el juicio de Nuremberg, y de esta premisa justificó que el consorcio tuviera interés en que la situación política española no derivase hacia el comunismo.

Josep Antoni Durán, de la Minoría Catalana, además de reiterar que ha de presentarse una querella contra Struck, aseguró que no puede determinarse "con absoluta certeza que las ayudas de la Ebert española a la Pablo Iglesias y Largo Caballero se hicieran con dinero procedente del consorcio Flick", y matizó que en ningún caso podrían haber conocido el origen de los fondos.

El centrista Luis Ortiz solicitó de Felipe González el reconocimiento de la existencia de ayuda económica por parte alemana occidental, lo cual "no es una deshonra ni desprestigia a nadie".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana