Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El debate de la colza

La epidemia tóxica, en datos

Cuatro meses y medio después de producirse la primera víctima por el síndrome tóxico, los datos más significativos sobre la situación permiten hacer el balance siguiente:Número de muertos: 129, aunque el cómputo oficial de víctimas es de 121.

Número de afectados: el número de personas que han pasado por los hospitales se sitúa en unas 12.000 personas, aunque las propias autoridades sanitarias presumen que la población española que puede haber consumido aceite tóxico se eleva a unas 50.000 o 100.000 personas.

Volumen de aceite tóxico:

600.000 kilos requisados oficialmente por los diversos organismos competentes.

Marcas prohibidas: Rael, Monri, Selmi, Raolí, Raelsol, Ramolí, El Olivo, Jap, Pochi, Eureka, Prosol, Aceites Beamonte, Aceites Aguado, El Prado, Benisol, Aceites Haya, Aceites Producción y Consumo. (Esta lista fue facilitada con fecha del 9 de septiembre por el Instituto Nacional de Consumo.)

Detenidos: hasta el momento hay veintiséis personas detenidas, doce de ellas han sido además procesadas por el juez que instruye el sumario. La lista de detenidos incluye a las siguientes personas: Jesús Españadero Coca, Alfonso Molina García, Juan Miguel Bengoechea Calvo, José María Abas cal Romero, Fernando Bengoechea Calvo, Ramón Ferrero López, Cándido Hernández Galán, Elías Ferrero López, José Luis Garrote Rojas, Ramón Surra Ochoa, Florencio Feijoo Sánchez, Ramón Alabart Perramón, Arturo Cortell Llodra, Agustín Baviera Muñoz, Tomás Baviera Muñoz, Vicente Angel Navarro Boix, Jorge Pitchs Garriga. Miguel Par Valcells, Jesús Portillo Orgar, Luis Beamonte Magaña, Juan Antonio Pastor Ruiz, María Emilla Aguado Martín, Adela Jarauta Martínez, Justo García-Camacho Cidoncha, Enrique Salomó Caparo y Francisco Alfonso Puchades.

Cuadro clínico de los afectados: dolores musculares presentes en un 80% de los pacientes, con impotencia funcional dolorosa en un 30% de lo mismos. En un 10% de Ios casos existe un cuadro neurológico progresivo con severa atrofia muscular e importante pérdida de peso, pérdida global de fuerza y sensaciones parestésicas generalizadas. En lo relativo a la patología aguda pulmonar de la primera fase de la epidemia ha remitido, aunque se mantiene en'la mitad de los pacientes una alteración de las arterias pulmonares. Existe también una afección hepática en un 30-50% de los casos, que en algún caso aislado ha sido causa de muerte. También se señala la presencia del síndrome seco, que se manifiesta tanto en la boca como en los ojos, con aparición de úlceras corneales en algunos casos. Los trastornos más freluentes que presentan los enfermos son: mialgias (dolores musculares), patología en la radiografía de tórax, fiebre, cefaleas, exantema, disnea, eosinofilia y calambres musculares.

Tóxicos encontrados en los aceites adulterados: anilina, metalinida, azobenzeno, quinoleína, metil, dimetil-quinoleína, 2-4-bromo-anilina, bromodiciano-benzeno, oleoanilina.

Subvenciones otorgadas por el Gobierno: el Consejo de Ministros del 4 de septiembre pasado aprueba la modificación del presupuesto del Fondo Nacional de Asistencia Social mediante la dotación de 2.000 millones de pesetas para hacer frente a las ayudas en favor de los afectados por el síndrome.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de septiembre de 1981