Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallecen siete de cada mil personas afectadas por el aceite adulterado

El 0,714, de los afectados (siete de cada mil personas) por el síndrome tóxico producido por el consumo de aceite adulterado fallecen, según informe del Ministerio de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social al que ha tenido acceso Europa Press. Hasta el momento han fallecido 82 personas, y los ingresos contabilizados han alcanzado la cifra de 10.300. Los últimos fallecimientos se han producido en Madrid el pasado fin de semana: dos hombres, de 67 y 79 años, en la residencia Primero de Octubre y en el Hospital Clínico, y una mujer, de veintidós años, en el centro Ramón y Cajal.

En relación con el cuadro clínico de la nueva enfermedad, el informe especifica que el cuadro pulmonar agudo que apareció inicialmente, y que se diagnosticó como neumonía atípica, evolucionó posteriormente hasta un cuadro clínico más generalizado en algunos de los enfermos veinte y treinta días después de su ingreso. El cuadro clínico inicial era fundamentalmente respiratorio, pero posteriormente aparecen dolores musculares y oxinofilia (aumento de un determinado tipo de glóbulos blancos).Para definir la naturaleza del proceso y conseguir el tratamiento más eficaz para combatirlo han comenzado a colaborar con las autoridades y técnicos españoles el Centro de Toxicología de Lyon (Francia), el Centro de Toxicología de Berlín y el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta, este último en colaboración con la Oficina Federal de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FOA). Además continúan reuniéndose varias veces por semana, en función de los nuevos datos, las comisiones creadas al efecto por especialistas de todos los centros sanitarios en todas las ramas de la medicina. Estas comisiones están integradas por los grupos clínico, microbiológico, anatomatológico, inmunológico, toxicológico, epidemiológico, bioquímico, tocoginecológico y de coordinadores hospitalarios.

La investigación se dirige fundamentalmente a la caracterización de los productos causantes de la enfermedad. En este sentido, están trabajando coordinadamente el Centro de Alimentación y Nutrición de Majadahonda, el Instituto de la Grasa de Sevilla, el Laboratorio Central de Aduanas, el Instituto de Toxicología de Madrid y el Instituto de Toxicología de Sevilla.

Unidades de seguimiento

Todos los enfermos detectados hasta la fecha están siendo seguidos en su evolución por los hospitales, que coordinan unidades especiales de seguimiento. En este sentido se ha montado una unidad especial de seguimiento de embarazadas afectadas de neumonía tóxica en la clínica de la Concepción, de Madrid, y se ha instrumentado una vigilancia especial de recién nacidos.

Los reconocimientos de embarazadas comenzaron a las nueve de la mañana de ayer en la clínica de la Concepción, registrándose en los primeros momentos cierta confusión, ya que algunas de las embarazadas se presentaron en la clínica sin haber fijado previamente día y hora por teléfono. Un portavoz de la clínica manifestó a Europa Press que los resultados de los análisis se conocerán en septiembre, «por el procedimiento oficial que creamos conveniente», añadió.

Mientras tanto, la investigación sumarial que efectúa el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional sobre los hechos delictivos que dieron lugar a la venta del aceite adulterado ha sido declarada secreta por las partes hasta el próximo día 8 de agosto, según ha informado Antonio García Pablos, acusador particular en nombre de cerca de doscientos afectados. Este último, en una reunión informativa celebrada ayer con los damnificados, manifestó que entre sus planes más inmediatos figura entrevistarse con el director general de Protección Civil, Federico Gallo, a fin de que este organismo preste ayuda a los damnificados que no son beneficiarios de la Seguridad Social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de julio de 1981

Más información

  • Se intensifican las actuaciones sanitarias para combatir la enfermedad