ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 29 de julio de 1978

Perramón, un deportista que ha sabido enfocar su futuro

  • Portero internacional de balonmano y gran hombre de negocios

José Perramón, el «niño de oro del balonmano español», es el gran protagonista de este deporte desde que empezó a jugar en el Barcelona, hace once años, tras sus primeros pasos en su colegio, el La Salle Condal. Pero lo más importante de este gran portero internacional lo constituye el hecho de que ha sabido aprovechar perfectamente el trampolín que supone la fama en el deporte para enfocar, a partir de ahí, su futuro. Se trata de un tema importante y trascendente en el mundo de los deportistas, pues la gran mayoría de los deportistas no saben proyectar su futuro, ni sacar el debido fruto a sus ganancias

No cabe duda que entre otros deportistas -evidentemente no es un caso único- el caso de José Perramón puede, perfectamente, ser un ejemplo a seguir. A José Perramón se le ha bautizado como «niño de oro» e incluso como «niño bonito» del deporte. Hace años que se convirtió en el jugador más cotizado del balonmano y uno de los más cotizados del deporte español, fútbol al margen. Lo cierto es que ya desde antes de fichar por el Calpisa, su actual equipo, hace cuatro años, en el mundillo de este deporte se decía: «Si usted quiere ganar la Liga fiche a Perramón.» Efectivamente,en los últimos once años -dos en el Barcelona, tres en el Granollers, uno en el Picadero, uno en el Granollers, de nuevo, y cuatro en el Calpisa- Perramón sólo dejó de ganar el título de Liga en una ocasión en que quedó subcampeón con el Picadero. Su última etapa aún ha sido más brillante, ya que en los cuatro años que lleva en el Calpisa, este club consiguió siete títulos de los ocho posibles. Sólo en esta última temporada, por primera vez, no obtuvo la Copa.Ahora, Perramón,con 31 años, casado y con una hija, es el director de una empresa de promoción y construcción, regenta una agencia de publicidad, tiene un estacionamiento de coches y es dueño de un bar en Alicante-ciudad, en la que se ha instalado definitivamente. Se ha convertido, o al menos lo pre-tende, en eso que se llama un hombre de negocios. Piensa que lo del deporte se terminará antes o después y prepara concienzudamente su futuro. Perramón sigue en candelero y preguntado sobre como compagina todo, dijo que «estas ocupaciones no influirán negativamente en mi rendimiento. Precisamente el trabajo te ayuda a ordenarte más en la vida. Además, por poner un ejemplo, este verano no tomaré vacaciones para dejar todo en marcha, ya que en temporada tengo que dedicar más tiempo al bal.onmano».

La «primera piedra» del Calpisa

José Perramón fue la «primera piedra» que puso el Calpisa para hacer su equipo. Andrés Muñoz, presidente del club, confesó: «Queríamos hacer un buen equipo de balonmano para promocionar estedeporte en Alicante. Pensamos en cómo empezar y después de asesorarnos decidimos ir en busca del número uno que era Perramón. Conseguida su ficha fue mucho más fácil traer al resto de los jugadores para los que suponía una garantía al tiempo que les daba prestigio pertenecer al mismo equipo que él.» El portero no está muy de acuerdo con esto y dice que sólo es él calpable de estos triunfos en la décima parte. De todas formas, no cabe. duda que el conjunto alicantine está cuajado de figuras y que no todo lo hace el portero. Pero nadie ignora, tampoco, que aún hoy todavía existe lo que se dio en llamar «psicosis Perramón», entre otras cosas por el gran número de penaltíes -su gran especialldad que desde siempre ha detenido el mejor portero español de balonmano de todos los tiempos.Hoy, en Alicante, merced a esto, Perramón es el ídolo de todos los futuros deportistas y el balonmano el deporte más solicitado en todos los colegios. Los niños quieren ser de mayores porteros de balonmano como Perramón y si se fijan en Perramón podrán después elaborar y preparar su futuro como él. Con ejemplos como este el deporte se humaniza,y sobre tode, se dignifica.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana