_
_
_
_

Con un pitido de alarma y un mensaje en el móvil: así nos avisará el 112 si hay una emergencia en la zona

Protección Civil prepara el Sistema de Avisos a la Población, que entrará en funcionamiento este verano para los ciudadanos que tengan un teléfono inteligente

Clara Rebollo
Estado en el que se encontraba el 5 de abril el paseo marítimo de la Línea de la Concepción (Cádiz), causado por el fuerte temporal de Levante.
Estado en el que se encontraba el 5 de abril el paseo marítimo de la Línea de la Concepción (Cádiz), causado por el fuerte temporal de Levante.A.Carrasco Ragel (EFE)

Si algo ha quedado patente en los dos últimos años es que puede ocurrir casi cualquier cosa en cualquier momento: el temporal Filomena, más propio de la película El día de mañana (2004) que de la realidad a la que estamos acostumbrados, la erupción del volcán de Cumbre Vieja, en La Palma, las inundaciones que se suceden cada año en distintas regiones de España... Para poder prevenir a los ciudadanos de ese tipo de incidencias de una forma más rápida y eficiente, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, perteneciente al Ministerio del Interior, prepara el Sistema de Avisos a la Población (PWS, por sus siglas en inglés), que estará operativo a partir de este verano.

El despliegue de este sistema comenzó el pasado octubre. Aunque se podía haber basado en la emisión de SMS, Protección Civil ha optado por la tecnología Cell Broadcast, la difusión de celda, que consiste en la emisión de mensajes de radio. Según explica a este diario SIA, una de las filiales de la multinacional española Indra, que está a cargo del desarrollo técnico, “las antenas radiarán, como broadcast o transmisión, la alerta a todos los terminales que se encuentren conectados a ellas”.

Según explica Leonardo Marcos, director general de Protección Civil, en una entrevista con EL PAÍS, este sistema de difusión es “ultrarrápido, funciona en tiempo real, ocupa muy poco ancho de banda y es automático para todos los dispositivos que se encuentren en la zona predeterminada”. Pero, sobre todo, garantiza que llegue inmediatamente, a diferencia de los SMS, que pueden llegar a tardar varias horas. En algunas situaciones de catástrofe, los tiempos de reacción pueden ser muy breves, por lo que es imprescindible contar con sistemas de comunicación que ofrezcan y garanticen la mayor eficiencia posible.

Leonardo Marcos, director general de Protección Civil y Emergencias, en su despacho durante la entrevista con EL PAÍS, el lunes 4 de abril.
Leonardo Marcos, director general de Protección Civil y Emergencias, en su despacho durante la entrevista con EL PAÍS, el lunes 4 de abril.C.R.

El aviso a todos los dispositivos de la zona se traduce en que no solo los ciudadanos o residentes que cuentan con un teléfono registrado en España pueden recibir las alertas, sino que también cualquier persona de cualquier origen (como los turistas, que solo están de paso), y con cualquier teléfono inteligente — siempre que sea compatible con el sistema —, podrá recibir el mensaje si se encuentra en la zona afectada, sin importar la compañía telefónica que se tenga contratada. Los mensajes van a estar disponibles en castellano, en la lengua cooficial según la comunidad y en un idioma internacional que seguramente sea el inglés. Si se hubiera detectado previamente una presencia masiva de, por ejemplo, turistas franceses, podría transmitirse también en un cuarto idioma, en ese caso, en francés. El vídeo que se muestra a continuación es un ejemplo del tipo de aviso que se podría encontrar.

Las alertas consistirán en un sonido de alarma acompañado de un mensaje emergente, como una notificación, que no desaparecerá de la pantalla hasta que el usuario confirme que lo ha leído. Si el usuario no lo confirma, el pitido seguirá resonando. Más allá de eso, no será necesario que haga nada; tampoco para empezar a recibir los avisos, puesto que el proceso será automático y de ámbito nacional.

“Un 112 a la inversa”

Leonardo Marcos lo define como un “112 a la inversa”, puesto que es el servicio de emergencias el que avisa al ciudadano y no al revés. Eso sí, para que funcione y el ciudadano pueda recibir los avisos, deberá disponer de un teléfono inteligente que no tenga demasiados años, aunque está por definir con qué versiones de cada sistema operativo serán compatibles. El director general insiste en que “las compañías de software también tienen que hacer una determinada actualización” para que todo se desarrolle correctamente.

El hecho de que tener o no un smartphone determine la posibilidad de recibir la alerta podría convertirse en un motivo de preocupación para quien no dispone de uno. Sin embargo, el director general insiste en que este sistema es complementario a los tradicionales, como la radio o la televisión. En ningún caso se prescindirá de los canales que se han utilizado hasta ahora. Aunque, como el nuevo sistema es el más directo y rápido hasta la fecha, tal vez convendría disponer de un teléfono que sea compatible con él.

Las alertas por difusión de celda se emitirán de forma automática desde 20 centros: el 112 de cada Comunidad Autónoma (19 en total) y el Centro Nacional de Seguimiento y Coordinación de Emergencias (CENEM) de la Dirección General de Protección Civil. Se emitirá desde uno u otro centro dependiendo de dónde se haya producido la emergencia y la zona a la que haya que alertar. Por ejemplo, en el caso de la erupción del volcán de Cumbre Vieja, en La Palma, de haber estado en funcionamiento, habría emitido la alerta el 112 de Canarias.

Solo se recurrirá a esta vía en los niveles uno y dos de alerta (de tres niveles que establece el protocolo de Protección Civil). Tanto la erupción del volcán como el temporal Filomena se marcaron como nivel dos, por lo que habría resultado útil en ambos casos. También servirá para algunas inundaciones o incluso en los maremotos que pueden llegar a producirse en algunas zonas de la costa española. Es resumen, en cualquier ‘‘situación de emergencia de afectación colectiva de cierta gravedad”. Según explican desde SIA, “se trata de incidentes y situaciones de crisis, como los ciberataques, el terrorismo, los efectos de fenómenos naturales extremos...”.

El organismo llevaba tiempo pensando en poner en marcha esta iniciativa, pero Leonardo Marcos reconoce: “El impulso definitivo nos lo dieron los fondos de recuperación” europeos. El año pasado se licitó el proyecto y lo obtuvo SIA. Tanto la propia empresa como Protección Civil explican que la implantación de este sistema es fruto de lo establecido en el artículo 10 de la Directiva Europea 1972/2018 (del Código Europeo de Comunicaciones Electrónicas), que requiere que los países miembros tengan un sistema de alerta para toda su población antes del 21 de junio de 2022 “para proteger mejor a los ciudadanos, visitantes y turistas durante desastres naturales y otras situaciones de crisis”.

Aunque otros países llevan años empleando sistemas de este tipo, como Japón (para los terremotos que se suceden allí de forma frecuente), según Marcos, los vecinos europeos que habían puesto en marcha algo así lo habían hecho con un despliegue irregular, no como el que plantea España, que se basa en un único “cerebro” nacional (aunque los avisos se emitan en las propias regiones). “Este sistema nos coloca en la delantera”, declara el director, que también insiste en que, al no tratarse de SMS y no haber interacción con los usuarios, la privacidad que ofrece es mucho mayor y no es necesario descargar nada, como sí ocurre con las aplicaciones relacionadas con la seguridad, como AlertCops. En el caso de la difusión de celda, no se recogen datos de los ciudadanos, ni siquiera la confirmación de lectura de la alerta.

Según explica la filial que se encarga del desarrollo técnico, se trata de “un proyecto altamente escalable, al poder ir incorporando nuevas coberturas, y que se puede replicar en otros países o regiones”. Leonardo Marcos insiste en que ya están pensando en un futuro salto cualitativo y en enviar los avisos desde el sistema de radionavegación y posicionamiento europeo Galileo, la alternativa en la que trabaja la Unión Europea para no depender del GPS estadounidense.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Clara Rebollo
Es colaboradora de la sección de Tecnología, donde presta especial atención a la influencia de las redes sociales en la sociedad y a la ciberseguridad. Se graduó en Periodismo con premio extraordinario en la Universidad Complutense de Madrid y realizó el Máster de El País.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_