CONTENIDO PATROCINADO
i

Innovación y formación para la recuperación económica y el empleo

El Campus de Innovación y Formación de Iberdrola es un centro global para el conocimiento, la innovación y la empleabilidad. Pone el foco en un RETO: la Recuperación, las Energías limpias, la Transición energética y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Una apuesta de Iberdrola por la tecnología, la I+D y la colaboración con centros tecnológicos como palancas para liderar la transición energética, la recuperación verde de la economía y el empleo y la integración laboral de jóvenes y profesionales senior en sectores de futuro.

Campus de Innovación y Formación de Iberdrola, en San Agustín del Guadalix, Madrid.
Campus de Innovación y Formación de Iberdrola, en San Agustín del Guadalix, Madrid.

El Campus de Innovación y Formación de Iberdrola es un complejo de 180.000 m2 con sede en San Agustín del Guadalix (Madrid). “Nace desde la convicción de que el futuro no es de quien lo adivina, sino de quien lo crea”, comenta Ignacio Galán, presidente de Iberdrola. “El mayor parón vivido en dos generaciones, provocado por la pandemia, nos ha dado la capacidad de librarnos de inercias que llevan décadas alejándonos de un verdadero desarrollo sostenible para avanzar hacia una recuperación que no deje a nadie atrás. Contamos con las herramientas para superarlo: Recuperación, Energías limpias, Transición energética y Objetivos [RETO] de Desarrollo Sostenible (ODS)”.

El Campus dinamiza numerosos proyectos en el ámbito de las nuevas tecnologías energéticas, que plasman la apuesta de Iberdrola en la I+D+i. La compañía mantiene sólidos acuerdos de colaboración con las principales universidades y centros de investigación del mundo, como el MIT (Massachusetts Institute of Technology) o la Universidad de Strathclyde, en Glasgow, con la que realiza investigaciones para abordar algunos de los desafíos del sector energético. El objetivo es que cada año más de 13.000 personas reciban desarrollo formativo en sus aulas.

Proyectos punteros

En este centro de investigación se da forma a muchos de los objetivos de Iberdrola sobre transición energética, con la que la compañía se ha volcado desde hace 20 años y a la que ha destinado alrededor de 120.000 millones de euros. Por ejemplo, la empresa figura entre los líderes mundiales en una de las tecnologías de mayor proyección: la eólica marina. Tiene operativos parques en aguas del mar Báltico, el mar del Norte y el mar de Irlanda. En un plazo de diez años, se pretende triplicar su capacidad renovable hasta casi los 100.000 MW, multiplicar las redes inteligentes y potenciar nuevos vectores energéticos como el hidrógeno verde (el que se genera a partir de electricidad procedente de energías renovables), decisivo en el proceso de descarbonización que se han trazado la industria y el transporte pesado en los próximos años.

El Campus perfila el desarrollo de un ambicioso proyecto integral –en alianza con Fertiberia– para hacer de España un líder industrial en este sector. Esta iniciativa de innovación arrancará con la puesta en marcha del primer y mayor complejo de hidrógeno verde para uso industrial de Europa, que estará operativo en Puertollano (Ciudad Real) este mismo año. Asimismo, trabajará en el desarrollo de la cadena de valor local con el proyecto Iberlyzer, que instalará en España.

Archivado En: