Reportaje:

El olor de la piratería

Las dos únicas perras del mundo que son capaces de detectar CD y DVD exhiben sus habilidades en España

La industria audiovisual también tiene su fragancia. No es un perfume caro de diseño, ni siquiera pasa por los laboratorios para ser destilado, es algo innato: olor a policarbonato. Esta sustancia química empleada en la elaboración de los discos compactos desprende un aroma, pero no prueben a restregar un DVD por sus narices, no podrán detectarlo a no ser que tengan habilidades caninas para ello.

En cuestión de habilidades la propiedad intelectual tampoco parece ponerse techo para frenar cualquier tipo de delito o acción que perjudique a los intereses de la industria audiovisual -producción que comprende todos los derivados imaginables: cine, música, o videojuegos. En esa lucha por desenmascarar al pirata la Federación para la Protección Intelectual ha contactado con la MPA (Motion Pictures Asociation), representante de los intereses de la industria del cine a nivel mundial. La última gran novedad: perros capaces de detectar la fragancia de la industria audiovisual.

Más información

Lucky y Flo son dos perras sabuesas como las que muestran las pelis del cine. Hoy ellas han actuado en el cine, pero no en la gran pantalla. FAP y MPA han efectuado la presentación de estas dos labradores en Kinepolis. Las casualidades no existen, y su puesta de largo ha sido en una de esas salas en las que se introducen cámaras de vídeo para más tarde hacer negocio en el top manta. La sala que suele ser refugio de parejas, niños y mayores se ha transformado en un improvisado almacén, decenas de cajas a los pies de la gran pantalla y sólo una contiene las pruebas del delito.

Flo pasea con paso lento, pero coqueto, a su pelaje negro le acompaña un chaleco antirreflectante naranja con su nombre bordado, lo que le da un aire señorial, más cercano a los seres humanos que a los canes. Cuando su entrenador, Philip Ray, suelta la correa, la perra comienza a mover el rabo y olisquea las cajas; lo hace sin prisa, pero sin pausa. Cuando Flo ha terminado su búsqueda se sienta frente a la caja sospechosa y parece intercambiar una mirada cómplice con su entrenador: "Ahí lo tienes Philip, ya me puedes dar mi pelota", debió pensar esta perra labradora que se paró con tanta decisión como certeza. El entrenador le regala la pelota de tenis como premio y a continuación inspecciona la caja, la abre y las unidades de DVD, desplazadas por la gravedad, inundan el suelo tejiendo una alfombra de policarbonato o de compactos, en su gusto queda. A continuación es el turno de Lucky, más nerviosa que su compañera, parece más veloz, pero no menos efectiva, a pesar de desplazar y esconder la caja que contiene los compactos, la encuentra.

"La recompensa es lo que le incentiva, se lo pasa bien haciendo su trabajo. Para los perros es un juego", sentencia Philip Ray quien ha paseado con estos perros por medio mundo: EE UU, Reino Unido, Canadá, Hong Kong, Singapur, Islas Filipinas, Dubai, Malasia, lugares donde la piratería es un negocio de exportación internacional. Los resultados en todos los países donde han ido a trabajar con las perras ha sido un éxito. Tanto que en Malasia Lucky y Flo -cuentan con dos galardones del gobierno del país oriental- tienen un precio por su cabeza. Tras una certera actuación en un centro comercial de más de diez plantas y la incautación de 1.200.000 compactos ilegales las mafias cifraron la muerte de los canes: "La policía local nos advirtió que no podíamos volver puesto que sus cabezas tenían un precio de unos 30.000 dólares", asegura Michael Buchan agente de la MPA.

Ocho meses de formación y 13.000 euros

Cuando Michael Buchan recibió el encargo de adiestrar a unos perros para que detectasen DVD, lo primero que pensó: "estos americanos están locos". Anteriormente había trabajado para la policía británica, fue a través de un amigo y tras su ingreso en la MPA cuando empezó a tener consciencia de la posibilidad: "En unos meses me di cuenta de que era posible, habíamos trabajado para que los perros detectasen otro tipo de sustancias, se trataba una más". Cuando pasaron varias semanas de la primera reunión que mantuvo en los Ángeles, las perras estaban listos: ocho meses de formación y una inversión de 13.000 euros. En abril de 2005 tocaba comunicar la noticia, Buchan descolgó el teléfono para comunicar a la aduana del aeropuerto de Stansted (Reino Unido) que tenía dos detectives caninos dispuestos a localizar material pirata: "Cuando llamé a los de las aduanas pensaron que se trataba de una broma, era 1 de abril-equivalente al día de los Santos Inocentes en España-, me colgaron el teléfono y tuve que llamar a la siguiente semana", asegura Buchan.

El tiempo puso las cosas en su sitio y las dos perras viajan por el mundo con cifras récord a sus lomos: Desde abril de 2005 hasta agosto de 2007, las dos perras han acaparado el protagonismo en varias operaciones policiales. En su currículum: la Operación Double Trouble, en las autoridades se incautaron 1,88 millones de discos piratas, cuyo valor ascendía a más de 2,25 millones de euros. La operación culminó con 26 personas.

Aplicación en España

De momento, Lucky y Flo son las dos únicas perras en el mundo entrenadas para este fin. En las próximas semanas al equipo se unirán otros dos labradores. La velocidad de detección en las aduanas ha sido determinante para que la MPA continúe trabajando con este sistema. En España el panorama es diferente, hasta ahora las perras han actuado en grandes países exportadores: "Están haciendo una gira por todo el mundo, han estado en Malasia uno de los mayores productores de productos piratas que se exportan en todo el mundo. En España podría aplicarse en la persecución de venta ambulante, detección de pisos donde se graba producto fraudulento o en los mercadillos en la detección de coches que esconden la mercancía", matiza José Manuel Tourné, director general de FAP.

FAP incluye datos de "descargas ilegales en Internet, todas aquellas que no son autorizadas por su autor", según Tourné, algo que hace que los datos de piratería engorden ostensiblemente respecto a las cifras que maneja la policía municipal de Madrid. Según FAP, en España las cifras de 2007 son las siguientes: "200 millones de descargas de películas a través de Internet, se incautaron 827.800 DVD, 18.629 CD y 23.583 discos de juegos piratas, a los que hay que sumar las más de 1.500 tostadoras de DVD y CD intervenidas".

Los canes demuestran sus habilidades ante el director general  de FAP, José Manuel Tourné.
Los canes demuestran sus habilidades ante el director general de FAP, José Manuel Tourné.ELPAÍS.com
Dos perras labrador, entrenados para detectar cargamentos ilegales de CD y DVD, han demostrado sus habilidades en EspañaDavid Corral, Luis Almodovar

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50