Una bebé de 13 meses recibe en Madrid un trasplante de intestino con una técnica hasta ahora inédita en el mundo

El hospital público de La Paz ha realizado la intervención “en asistolia” por primera vez en la historia con este órgano tras tres años de investigación

La pequeña Emma, de 13 meses, hoy en brazos de su madre en el hospital público de La Paz, Madrid. Foto: Borja Sánchez-Trillo (EFE) | Vídeo: EPV

El hospital público madrileño de La Paz ha realizado con éxito, por primera vez en el mundo, un trasplante multivisceral de una donación en asistolia controlada pediátrica a una niña de 13 meses que ya fue dada de alta y se encuentra en perfecto estado de salud en su domicilio. Así lo ha informado este martes el Gobierno regional madrileño, en un acto en el que el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha presentado este avance médico junto con la directora de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez-Gil, personal médico del hospital y los padres de la paciente.

La donación “en asistolia”, que es su nombre técnico, es la donación de órganos y tejidos que proceden de una persona a la que se le diagnostica la muerte tras la confirmación del cese irreversible de las funciones cardiorespiratorias (ausencia de latido cardiaco y de respiración espontánea), órganos que se preservan con un sistema de oxigenación extracorpórea. Las autoridades sanitarias madrileñas han destacado que esta técnica “hace posible el uso de órganos sólidos que de otra forma se perderían”. La receptora de los órganos donados ha sido una niña de 13 meses con fracaso intestinal diagnosticado desde su primer mes de vida y que se encontraba en un estado de salud muy deteriorado, explica la Sanidad madrileña en una nota de prensa.

A pesar de que un 30% de los candidatos fallece en lista de espera, nunca se había utilizado el intestino procedente de donación en asistolia al considerarse que no sería válido, dadas las características especiales de este órgano. Sin embargo, la evidencia científica tampoco demostraba que no pudiera hacerse, lo que llevó al Grupo de Malformaciones Congénitas y Trasplante del Instituto de Investigación Sanitaria (IdiPAZ) a poner en marcha un proyecto de tres años de investigación, con apoyo institucional y con la financiación de la Fundación Mutua Madrileña.

Según la Comunidad de Madrid, tras experimentar y demostrar que el intestino era válido, se pudo trasladar a la clínica y fue un éxito obtenido por un equipo multidisciplinar formado por profesionales de varios servicios del hospital, en especial los de Gastroenterología Pediátrica, Cirugía Pediátrica, Cirugía Cardiaca Infantil, Cuidados intensivos pediátricos, Anestesiología y Reanimación, así como de la Coordinación de Trasplantes, Cirugía Experimental e IdiPAZ.

Según la Sanidad madrileña, en los últimos años ha aumentado el número de pacientes que requieren de un trasplante de órgano sólido para seguir con vida y “la donación en asistolia se está convirtiendo en una fuente cada vez más importante, puesto que en adultos ya representa un tercio de las donaciones” que se realizan en España.

Esta técnica permite que, tras la certificación del fallecimiento, se puedan preservar los órganos con perfusión de sangre oxigenada mediante el sistema de Oxigenación por Membrana Extracorpórea (ECMO), de forma que el órgano a trasplantar no se deteriora. La donación en asistolia controlada, dice la nota, ha demostrado tener unos resultados similares a la clásica donación en muerte encefálica y su uso está incrementándose también en otros países europeos.

Esta técnica, con otros órganos, fue utilizada en La Paz por primera vez en 2014 en adultos y en septiembre de 2021 en niños, aunque previamente el equipo de trasplantes infantil la había realizado con el equipo de ECMO itinerante en tres hospitales de Madrid, País Vasco y Andalucía, la primera de ellas en 2018.

La Comunidad de Madrid destaca además que el Hospital La Paz está consolidado como “uno de los mejores centros trasplantadores en niños tanto de España como de Europa”, y que es el único acreditado en España para llevar a cabo todos los programas de carácter infantil existentes y el único que realiza trasplantes intestinales y multiviscerales.

“Dentro de las técnicas utilizadas, el trasplante es el último recurso, pero el único que puede salvar la vida a los determinados pacientes”, dice la nota, y subraya que este mes se cumplen 23 años del primero de intestino realizado en España por este equipo.

Ocurrió en octubre de 1999 y el receptor fue un niño de dos años que padecía una enfermedad congénita que no tenía tratamiento y hacía imposible su alimentación por vía digestiva, por lo que desde los 15 días de vida tuvo que recibir nutrición parenteral. Desde entonces, en La Paz se han realizado 120 trasplantes intestinales, 72 de ellos multiviscerales.

El Hospital La Paz es uno de los centros trasplantadores en pediatría más activos en Europa y coordina la TransplantChild, una de las 23 Redes Europeas de Referencia (ERN) aprobadas por la Comisión Europea en cumplimiento de la directiva europea sobre derechos de los pacientes en la asistencia transfronteriza. Y es, además, la única red europea coordinada por España e integrada por 40 centros de 11 países.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS