Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El único detenido por la muerte de la niña de tres años en Tenerife queda en libertad sin cargos

La autopsia señala que las lesiones de su cuerpo se se produjeron por una una caída, y no por malos tratos

El titular del Juzgado de Instrucción 7 de Arona, Nelson Diaz Frias, ha ordenado la puesta en libertad y sin cargos del único detenido por la muerte de la niña Aitana, de 3 años, fallecida este jueves por graves lesiones. El auto por el que se decreta su libertad recoge que "el informe médico forense indica que la causa principal de su fallecimiento es una caída, presumiblemente accidental, de una antigüedad de unos 5 ó 6 días lo que vendría a confirmar la versión dada por el imputado sobre los hechos".

El hombre, de 24 años, es el novio de la madre de la niña y fue detenido el pasado jueves. Los tres habían llegado al municipio tinerfeño de Arona el pasado mes de octubre, donde se empadronaron en un domicilio de la localidad de Costa del Silencio. La pequeña apenas llevaba un mes escolarizada. Fue este lunes cuando su tutora se percato de unos arañazos en la cara por los que pregunto a su madre, según relató el director del centro escolar.

La respuesta dada por la madre coincide con el resultado de la autopsia: la niña se había caído ese fin de semana. Las heridas que sufrió tuvieron que ser de carácter interno, imperceptibles para la pareja, aunque letales para Aitana. El joven puesto hoy en libertad siempre negó los malos tratos que se le imputaron, defendió la teoría del golpe y señalo que algunas marcas de quemaduras se las había producido su hijastra con agua caliente. En el informe forense se establece que "estas lesiones observadas macroscópicamente no tienen las características esperadas en una quemadura, y no son compatibles con las mecanismos de llama, cigarrillos o secador de pelo. Entre los diagnósticos diferenciales que se barajan están un cuadro alérgico (por ejemplo una crema), escaladadura estafilocócica, etc".

En un primer informe médico se aseguró que las lesiones de la niña podían ser compatibles con malos tratos y abusos sexuales y se dio parte a la Guardia Civil, lo que motivó la detención de la pareja del joven. Un segundo informe realizado en el centro hospitalario donde ingresó, ya descartaba la agresión sexual. El abogado del joven ha anunciado que emprenderá acciones legales contra el médico que realizó este primer informe, y ha criticado a los medios de comunicación por "linchamiento" público que ha sufrido el joven. El auto emitido por juzgado establece que la pareja llevó a la niña a un centro de urgencias el mismo día de la caída, el pasado 21 de noviembre, para que le trataran los golpes producidos en la cara, especialmente en la nariz. El abogado ha acusado a los médicos de negligencia y de no haber hecho ninguna prueba en profundidad. "Si han matado a la niña ha sido por negligencia médica", ha insistido, anunciado también acciones legales contra este centro.