La sutil influencia del Sol sobre el clima

Confirmada la relación entre el ciclo solar, la estratosfera y los océanos

El ciclo solar de 11 años de duración, la parte superior de la atmósfera y el océano Pacífico tropical están sutilmente conectados, han conseguido descifrar los científicos. Funcionando en sincronía, generan patrones meteorológicos que afectan a gran parte del planeta, según una investigación publicada en Science.

Un equipo internacional de investigadores liderados por el Centro Nacional para la Investigación de la Atmósfera (NCAR) de Estados Unidos se basó en más de un siglo de observaciones meteorológicas y tres potentes modelos de ordenador para intentar aclarar uno de los enigmas más misteriosos de la meteorología: si la energía total que llega a la Tierra procedente del Sol varía únicamente en un 0,1% a lo largo del ciclo de actividad solar de aproximadamente 11 años, cómo puede esta pequeña variación dar lugar a cambios periódicos en los patrones meteorológicos y, por tanto, en el clima.

La respuesta, según el nuevo estudio, está en el impacto del Sol en dos regiones a primera vista no relacionadas, la estratosfera y el océano. Los compuestos químicos en la parte superior de la atmósfera y las temperaturas de superficie en el océano Pacífico se ven afectadas durante el máximo de actividad solar de forma que amplifican la influencia del Sol en algunos aspectos del movimiento del aire. Esto puede intensificar los vientos y las lluvias, cambiar las temperaturas de la superficie del mar y las nubes sobre ciertas regiones tropìcales y subtropicales, y afectar a la meteorología global.

"Comprender el papel del ciclo solar puede permitirnos predecir mejor los patrones regionales para las próximas dos décadas", ha comentado Gerald Meehl, que ha dirigido la investigación. Entre estos patrones están el monzón del oceano Índico y las lluvias en el Pacífico.

La nueva contribución de Meehl y sus colegas confirma y aclara estudios anteriores. La respuesta de la Tierra a una mayor actividad solar interactúa con fenómenos que se repiten sin periodicidad fija, como La Niña, El Niño y el monzón, y puede reforzarlos o aligerarlos, lo que indica la complejidad de la interacción. En general, durante el máximo solar el tiempo en el Pacífico ecuatorial oriental es más seco y el agua está más fría que en otras condiciones. Esta relación fue descubierta por Harry van Loon, uno de los autores del nuevo estudio.

En la actualidad, el Sol está atravesando un periodo de mínima actividad, sin apenas manchas solares, que se está alargando más de lo habitual. Su posible influencia meteorológica en cada una de las regiones del mundo todavía no es conocida.

La ilustración indica la interacción entre la actividad solar y el clima terrestre.
La ilustración indica la interacción entre la actividad solar y el clima terrestre.NCAR

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50