Éxito del lanzamiento en globo del telescopio solar 'Sunrise'

El observatorio sobrevolará el Ártico hasta el próximo fin de semana

El telescopio solar Sunrise, un observatorio embarcado en una barquilla de dos toneladas de peso que pende de un globo estratosférico, ha sido lanzado con éxito esta mañana, a las 8.30 hora peninsular, desde la estación de Kiruna, en el Norte de Suecia. "La partida ha sido un éxito completo y muy espectacular; ahora estamos calibrando los instrumentos del observatorio, algo que tenemos que hacer antes de esta noche porque después lo perdemos en el horizonte", explica desde Kiruna, por teléfono, Valentín Martínez, del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), miembro del proyecto científico. "Durante el vuelo, que durará hasta el sábado o el domingo próximos, los datos se registrarán en un disco duro a bordo del mismo telescopio, que se recogerá en Canadá; dos colegas han salido hoy de aquí para ir a buscarlo", añade Martínez.

Más información
'Sunrise', una aventura polar
Recuperado el telescopio 'Sunrise' una semana después del aterrizaje

El globo, con el Sunrise colgando, debe ir a unos 40 kilómetros de altura, sobrevolando el Ártico, mientras el telescopio toma datos del Sol con sus equipos avanzados de alta resolución. A esa altura evita las perturbaciones que atmósfera crea en las imágenes y espectros que toman sus instrumentos, logrando así unas prestaciones casi similares a las que se obtienen desde satélites en órbita.

El observatorio debe lograr imágenes del astro con detalles de su superficie de tamaño entre 30 y 100 kilómetros, lo que significa "una resolución sin precedentes" en este tipo de instrumento, señalan los científicos. Esto permitirá, añaden "abordar uno de los mayores desafíos de la astrofísica actual: el campo magnético solar".

Este programa de investigación solar es un consorcio de la Agencia Espacial Alemana (DLR), el Centro Nacional para la Investigación Atmosférica (NCAR) estadounidense y varias instituciones españolas (Instituto de Astrofísica de Granada, IAC, INTA, Universidad Politécnica de Madrid y Universidad de Valencia). El globo estratosférico es una aportación de la NASA.

Una vez concluida esta operación, los científicos e ingenieros de la misión evaluarán los resultados obtenidos y el estado del telescopio. "Es posible que se realice un segundo vuelo con el Sunrise dentro de dos años, y puede ser tanto en la Antártida como en el Ártico de nuevo", explica Martínez.

El globo estratosférico con el que vuela el telescopio 'Sunrise' durante la fase de hinchado
El globo estratosférico con el que vuela el telescopio 'Sunrise' durante la fase de hinchadoSSC
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS