Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mal tiempo retrasa el despegue del 'Discovery'

Los pronósticos indican que el momento ideal para un lanzamiento sería el próximo martes

Las malas condiciones meteorológicas en la península de la Florida impidieron hoy el lanzamiento del transbordador Discovery para una misión de doce días a la Estación Espacial Internacional (EEI). La decisión fue tomada dos minutos después de las 21.35 horas locales, la hora inicialmente prevista para el lanzamiento, y cuando los siete tripulantes estaban listos para la partida.

Es posible que se haga un nuevo intento mañana, viernes, a las 21.13 locales, pero la decisión definitiva se tomará en las próximas horas, ha informado la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA). En el momento en que se ha cancelado el lanzamiento, la zona aparecía cubierta por nubes bajas, y también existía la amenaza de lluvias como consecuencia de un frente de bajas presiones que se abatió sobre la zona central de la península de la Florida en las últimas horas.

Según fuentes de la NASA, esas nubes habrían impedido la observación de la nave durante su ascenso y Polansky necesitaba una visibilidad perfecta en el caso de que se tuviese que llevar a cabo un aterrizaje de emergencia. Los problemas del mal tiempo también conspiraban contra el lanzamiento en los sitios designados para un descenso de emergencia en España y Francia, según fuentes de la agencia espacial estadounidense.

Aunque se mantiene la posibilidad de que haya un nuevo intento mañana, es probable que las condiciones del tiempo empeoren y no sea posible realizarlo, de acuerdo a las previsiones meteorológicas. Según Max Timmerman, experto en asuntos meteorológicos de la agencia espacial, los pronósticos indican que en estos momentos el momento ideal para un lanzamiento sería el próximo martes. La NASA ha previsto una ventana para el lanzamiento que se cierra el domingo 17 y si no se lleva a cabo en ese día, la misión se tendría que postergar hasta el próximo año.

Objetivos de la misión

Durante su permanencia en el espacio, los astronautas del Discovery tienen como tarea principal realizar un nuevo rebobinado del complejo espacial para aprovechar los paneles solares instalados por la misión del Atlantis en septiembre pasado. También instalarán un nuevo módulo y agregarán una viga más a la estructura principal de la EEI, una empresa conjunta de la NASA y la Agencia Espacial Europea en la que también participan Japón, Rusia y Canadá.

Además de Polansky, los otros miembros de la tripulación son el piloto William Oefelein, los especialistas Robert Curbeam, Joan Higginbotham, Nicholas Patrick y Christer Fuglesan, y los ingenieros de vuelo Sunita Williams y Thomas Reiter, éste último un astronauta sueco de la Agencia Espacial Europea. La NASA ha previsto otras 14 misiones de los transbordadores de EEUU hasta 2010, año en que serán retirados y sustituidos por naves de mayor envergadura y capacidad de carga que podrían ser utilizadas en futuros viajes a la Luna y a Marte.