Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado de por vida por envenenar a 28 pacientes

Un enfermero alemán utilizaba mezclas tóxicas para causar la muerte a los enfermos

Stephan Setter, un enfermero de 28 años de edad, ha sido condenado hoy a cadena perpetua por ocasionar la muerte, mediante el suministro de mezclas letales de medicamentos, a 28 pacientes de un hospital de la localidad alemana de Sonthofen, en los llamados Alpes bávaros.

La Audiencia Provincial de Kempten ha considerado que en 12 de los casos el enfermero cometió un delito de asesinato, en otros 15 rebaja la calificación a la de homicidio simple, y en un caso más reconoce que el envenenamiento se produjo a petición del propio paciente.

El tribunal calificó la actitud del condenado de "especialmente grave", lo que le impide acogerse a la posibilidad de libertad condicional, después de 15 años de prisión como suele ocurrir con presos que muestran buen comportamiento. Le ha prohibido además que volver a ejercer su profesión de por vida.

El condenado expresó durante el juicio que había administrado los cócteles letales por "compasión" de los enfermos, y porque quería "librarles de su sufrimiento".