Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de niños explotados laboralmente en el mundo disminuyó un 11% entre 2000 y 2004

El África subsahariana es la región que presenta las peores cifras, con alrededor de 50 millones de niños trabajadores

El porcentaje de niños sometidos a explotación infantil en el mundo descendió un 11% entre los años 2000 y 2004 y un 26% en el caso de los que realizan trabajos peligrosos. América Latina y el Caribe son las regiones que han experimentado mayores progresos en este ámbito, según un informe difundido hoy por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La OIT, son sede en Ginebra, ha hecho público hoy un informe en el que destaca que el trabajo infantil ha disminuido por primera vez, lo que le permite señalar, aunque con cautela, que "su fin está al alcance" y que, a ese ritmo de descenso, "en diez años estaría eliminado en sus peores manifestaciones".

Sus expertos subrayan que "el trabajo infantil contribuye a perpetuar la pobreza" y mencionan una estadística del Banco Mundial (BM) en Brasil que señala que el inicio en el mundo laboral en la infancia reduce las ganancias posteriores entre el 13 y el 20%, además de aumentar las posibilidades de ser aún más pobre.

Menos pobreza y más educación

Según el informe de la OIT, el número de trabajadores infantiles en el mundo pasó de 246 a 218 millones entre 2000 y 2004, mientras que el de los niños de entre 5 y 17 años que ejercen trabajos peligrosos descendió en el mismo periodo de 171 a 126 millones.

"El descenso fue mayor entre los niños trabajadores de 5 a 14 años, ya que esa cifra bajó un 33%", indica el informe, que atribuye esas reducciones "a la creciente puesta en práctica de políticas y acciones concretas contra la reducción de la pobreza y el aumento de la educación".

Asimismo señala que a través de su programa para la eliminación del trabajo infantil, la organización especializada de la ONU asiste y asesora a los gobiernos para luchar contra ese problema. "Como consecuencia de esa acción directa, en la última década cinco millones de niños se han beneficiado del programa", aseguran los autores del documento, quienes indican que estas iniciativas han desempeñado un papel catalizador en el terreno de la movilización y en la demostración de cómo puede ser eliminado el trabajo infantil.

Latinoamérica y Caribe

En el caso concreto de América Latina y el Caribe, el documento señala que "el número de niños que trabajan ha descendido en dos tercios con respecto a los últimos cuatro años y ahora sólo el 5% de los niños trabaja" en estas regiones. En concreto, Brasil es uno de los países que ha realizado mayores progresos, al pasar "de un total de 636.248 niños que trabajaban en 1992 a 248.594 en 2004", según el informe.

México es otro país latinoamericano en el que ha habido un declive significativo del trabajo infantil, según el documento, en el que se señala que "la mitad de los niños latinoamericanos viven en México o Brasil, por lo que esas reducciones son muy importantes y atestiguan que el descenso es real".

Los expertos explican el caso debido "a la creciente movilización social", así como al trabajo de las autoridades y de las ONG con los programas para combatir la pobreza y para incorporar a esos niños a las escuelas para recibir una educación.

Por el contrario, los progresos menores corresponden a los países del África subsahariana, en los que "las tasas de crecimiento de la población, de la infección del virus VIH/sida y del trabajo infantil son alarmantemente altas", con unos 50 millones de niños trabajadores.