Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hospital de Leganés rechazó un documento de consentimiento informado propuesto por Montes

El doctor cesado por la Comunidad de Madrid decidió no archivar los formularios tras haber sido rechazado su uso

Luis Montes —apartado de su responsabilidad como jefe de Urgencias del hospital de Leganés por la Comunidad de Madrid- propuso un documento de consentimiento de cada sedación que fue rechazado por el centro, según ha podido saber ELPAIS.es. Fue entonces cuando el doctor estableció un documento de consentimiento, que -al ser por iniciativa propia y no oficial- no archivó con las historias clínicas.

El principal motivo esgrimido para cesar a Montes fue que los inspectores no encontraron los consentimientos informados de los familiares de los pacientes sedados. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, ha insistido con vehemencia en este tema (la última vez el pasado martes en el programa Las Cerezas, de TVE).

Montes fue uno de los dos únicos doctores de la comisión creada para elaborar un protocolo de sedación terminal que propuso establecer un documento de consentimiento informado. El documento fue rechazado, entre otros, por uno de los nuevos cargos directivos del hospital, nombrado tras la crisis por Lamela.

El 10 de diciembre de 2003 se reunió esa comisión; Montes y otro doctor presentaron sendos documentos de propuesta para establecer un consentimiento informado en el hospital que deberían firmar los familiares de los pacientes que van a ser sedados. En esa reunión se acordó que no es necesario. La decisión es adoptada, entre otros, por el doctor Solís Villa, nombrado por Lamela como director médico tras la crisis.

Pese a todo, y porque se lo había recomendado tras la primera inspección el comité de ética de Getafe, Montes decide establecer un consentimiento informado para urgencias. Se trata de un documento que no archiva con las historias clínicas al haberse decidido que no era necesario.