Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La complejidad genética de las mujeres

Un estudio concluye que muchos genes del cromosoma X que deberían apagarse siguen activos en las mujeres

Las mujeres son genéticamente más complicadas de lo que se creía. Muchos genes del cromosoma X que deberían apagarse siguen activos en las mujeres, según ha revelado un estudio publicado por la revista científica británica Nature.

Los expertos que trabajan en el estudio, liderados por la doctora Laura Carrel, del Colegio Estatal de Medicina de Pensilvania (EE UU) explican que, con la excepción de los óvulos y los espermatozoides, cada célula del cuerpo humano contiene 46 cromosomas. De esos cromosomas, formados por hilos de ADN en torno a los cuales se organizan los genes, 44 forman pares iguales en hombres y mujeres.

Sin embargo, los dos cromosomas restantes, que definen el sexo, se agrupan de manera diferente, de modo que las mujeres poseen dos cromosomas X, mientras los hombres tienen un X emparejado con el cromosoma masculino Y. Según los científicos, uno de los cromosomas X suelen quedar "silenciado" en cada célula de la mujer y el otro permanece activo, a fin de evitar una sobredosis de proteínas producidas por el cromosoma X. Pero el descubrimiento revela que el cromosoma "silenciado" no se desactiva completamente. "Nuestro estudio muestra que el cromosoma X inactivo en las mujeres no es tan silencioso como pensábamos", ha afirmado la doctora Carrel.

Los científicos analizaron cromosomas X inactivos de unas cuarenta muestras genéticas y se dieron cuenta de que el 75% de sus genes permanecían siempre "en silencio", mientras un 15% había escapado a la desactivación. El 10% de los genes restantes -precisa la investigación eran inactivos en unos cromosomas pero no en otros.